Tierra de nadie

Informes técnicos

26.12.2015 | 05:00

Queridos políticos, ¿deberíamos estar asustados? ¿Deberían darnos miedo vuestras insuficiencias –reflejo sin duda de las nuestras– en unos momentos en los que la solvencia es más necesaria que nunca? ¿Resulta lógico que tengamos ataques de pánico? ¡Benditos tiempos en los que Rita Barberá se gastaba 25.000 euros en naranjas y se lo permitíamos porque sí, porque me lo merezco! Encima la hemos premiado con el Senado, que es una bicoca. Ahí está, con su curriculum fallero, tan satisfecha de sí misma. El ninot indultado. El problema aquí es que o bien los hemos indultado a todos o bien la justicia van tan lenta que viene a ser lo mismo. Rato, de momento, solo se ha caído del doctorado honoris causa. La sentencia por todo lo demás se retrasará uno o dos siglos. De Bárcenas, ni hablamos. ¿Pasará las vacaciones de invierno en una estación de esquí? Estamos intentando escandalizarnos de las puertas giratorias cuando nos parecen normales las batientes. A todo esto, va Ciudadanos y encarga a su comité de campaña un informe técnico para saber qué hicieron mal. Yo se lo digo: que fueron ustedes mismos. Ustedes mismos, siendo como son, es decir, con su perfil existencial y con su idiosincrasia (signifique lo que signifique idiosincrasia), tienen un techo que es el que es. Pero no se apuren: en los límites está la virtud. Ustedes no son un programa de televisión de Tele5 en el que cuando falla el sexo se introduce política basura y, cuando falla la política basura, se emiten programas de contenido humano. Ustedes no pueden ganar audiencia a cualquier precio porque no son una empresa (¿o sí?). Si tienen un ideario, deberían mantenerse fieles a él y confiar en que sus bondades capten poco a poco la voluntad de los votantes. Encargar un informe para elegir el ideario no funciona a menos que lo interpreten actores de primera. Y no es el caso. Lo del informe viene a ser como si García Márquez, cuando le rechazaron el original de Cien Años de Soledad, hubiera acudido a un publicista para que le dijera lo que tenía que cambiar. García Márquez fue rechazado por García Márquez y triunfó por ser García Márquez. De momento, ustedes están en la primera fase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine