Desde la distancia

Las apuestas del mercado tras el 20-D

28.12.2015 | 05:00

La secuencia de las grandes crisis se ha cumplido en España: la crisis financiera condujo a la económica, la económica alumbró la social y la social ha abierto paso a una crisis política. Todas ellas, se dice desde la izquierda, tienen que ver con la subordinación del poder político al poder económico y el menoscabo que con distintas manifestaciones (el capitalismo de casino, la mala regulación, la corrupción, la desigualdad...) ello ha generado en la democracia. Mario Soares, expresidente socialista de la República de Portugal, lo ha llamado «la teologización del mercado que le permitió desenvolverse, en estos años de globalización descontrolada, sin reglas éticas ni la menor preocupación social».

¿Qué opina el mercado tras el resultado del 20-D? Los números de la Bolsa no son de alarma estos días. El 21 de diciembre, el Ibex 35 cayó (-3,6%) casi como lo hizo cuando en 2011 Mariano Rajoy consiguió una mayoría absoluta. Y el comportamiento de la prima de riesgo, con una subida de 9 puntos, no puede desligarse del narcótico que suministra la manguera monetaria del Banco Central Europeo (BCE) en el mercado de deuda. Algunas opiniones recogidas en el ámbito financiero precisan más: el sector no vislumbra más que las opciones de un acuerdo entre el PP y el PSOE o nuevas elecciones.

Pese a la negativa formulada por Pedro Sánchez a facilitar la investidura de Rajoy, el mercado augura presiones internas y externas (de Europa) sobre los socialistas, aunque el Financial Times, faro periodístico de los inversores, ha señalado el peligro que corre el PSOE: ser jibarizado en las urnas como le ocurrió al Pasok griego en 2014 tras haber apoyado a un gobierno de la derecha helena desde 2012.

La incógnita política española remite en alguna medida a la Grecia de 2014. Hace ahora un año, la derecha de Nueva Democracia no lograba la investidura de su candidato y el país iba a nuevas elecciones que ganó la Syriza de Alexis Tsipras. Luego vino el pulso antiausteridad con la zona euro, un referéndum y un rescate. Los griegos volvieron a votar en septiembre por Syriza, que ahora pilota la nueva tanda de políticas de austeridad a cambio de asistencia financiera.

Estos días, el ministro griego de Economía, Euclides Tsakalotos, de formación marxista, se lamentaba de tener que aplicar «políticas neoliberales que no me gustan». ¿Cómo respondería un ministro de Podemos? El Wall Street Journal, otro faro del mercado, ha remarcado que «España no es Grecia» y que ninguno de sus principales partidos pretende repudiar el pago de la deuda. Incluido Podemos, que moderó su discurso camino del 20-D.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine