En corto

Clases de espadas

28.12.2015 | 01:36

Únicamente una sala de un solo centro comercial de la Región tenía en cartel Macbeth, el filme del casi desconocido Justin Kurzel que protagoniza el gran Michael Fassbender, mientras que Star Wars, El despertar de la fuerza, la daban en docenas de salas de todos los centros comerciales. Fue eso lo que a la hora de elegir inclinó la balanza a Macbeth, pese a ser bastante devoto de la saga Star Wars, ante el riesgo de que la primera volara de cartel en cuatro días. Es un filme sobrecogedor, enorme, visualmente majestuoso, en el que la sangre toma un protagonismo que lo anega todo, como si autores de la adaptación y director quisieran ir al núcleo del asunto. En la saga de Star Wars no suele verse sangre, aunque trate de lo mismo, o sea, la guerra. El invento de la espada láser ha sido decisivo para desecar de sangre la muerte, y así la gente pueda comer en paz palomitas de la ídem.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine