Tierra de nadie

Todo patas arriba

03.01.2016 | 05:00

Buscaba desesperadamente una agenda analógica de 2016 (ya no las hay o son malísimas), cuando se me acercó un tipo que, sin darme tiempo a reaccionar, me contó que le habían despedido del trabajo hacía tres horas y que no se lo había contado a nadie todavía, ni a su mujer ni, a sus hijos, ni a sus padres.

-Usted –añadió- es el primero que lo sabe.
-¿Y eso por qué? –pregunté molesto.
-No sé, he visto la librería, he entrado para hacer tiempo y he decidido que a la primera persona con la que me cruzara se lo contaría.

Yo había sido esa primera persona. Loterías en las que uno lleva un número sin saberlo. Ese martes, el hombre se habría levantado a la hora de siempre, se habría arreglado, quizá había llevado a los niños al colegio. Luego se habría dirigido a la oficina, se habría quitado el abrigo, habría cogido un café de la máquina, siguiendo así todos los rituales de una jornada laboral, cuando fue llamado de la dirección de recursos humanos de la empresa para comunicarle que prescindían de él. Yo mi parte, tenía que ir al centro, a la radio, adonde llegué media hora antes, por lo que me metí en la librería de enfrente en busca de la agenda. Para que el destino de ese hombre y el mío coincidieran en aquella sección del establecimiento, tendrían que haberse producido millones de sincronías ocultas desde el principio de los tiempos. Una lotería negativa, como la de Babilonia, que me acababa de tocar a mí.

-No sabe cómo lo siento –le dije-, pero no sé qué hacer con su despido. Prefería vivir sin esa información que tanto me duele.

Y era cierto, me dolía en el alma, como si aquel conocimiento implicara también una responsabilidad. Y lo que menos necesitaba en esos momentos eran responsabilidades.

-Le he hecho polvo –dijo el hombre.
-En cierto modo, sí –confesé yo.

La víctima era él y el que estaba hecho polvo era yo. A eso me refería, a que estaba todo patas arriba. Además, no encontré la agenda que buscaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine