La señal

Tórrido amor de invierno

10.01.2016 | 05:00

Estamos de suerte. La policía, en colaboración con GB y EEUU, intercepta el mayor alijo desde 1999, es la «Operación Dulce»: ¡3.000 kilos de coca! Se trata de una de las redes de narcos más importantes de Europa. Fue en Galicia. Aquí cayó, en Benalmádena, Robert Dawes, considerado por la National Crime Agency como el jefe de la organización criminal más poderosa de GB. Pero el 12 de noviembre –en la otra fueron los GEO– la Guardia Civil (UCO y UEI) lo apresaron pese a sus escoltas y las dificultades a la hora de interceptar las comunicaciones telefónicas, porque el chico utilizaba Blackberry con tarjeta PGP encriptada. La verdad es que nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad funcionan mejor que la clase política española, que tiene en cartel un espectáculo bochornoso que parece no tener fin ni con las urnas.

Mientras, mi colega Carlos Pérez Ariza, no contento con guiar exitosamente las elecciones en la UMA y congratularse también con la victoria de la oposición democrática en la Venezuela que le acogió durante tantos años –allá estudió Periodismo en la Universidad Católica Andrés Bello–, ahora vive una tórrida historia de amor a distancia con Norteamérica. La conoció hace 25 años y ahora resucita después de muchas cosas. Yo le recomiendo que lea a John Banville, que tiene esposa y amante y ama a las dos. El debate queda abierto. El comandante Carlos escribió La última amante del Generalísimo, refiriéndose a un venezolano, primer masón de Hispanoamérica. Y eso ya son palabras mayores, tengo que consultarlo con Andrés Marchante, el hombre que más sabe de masones en Málaga. Pero quien me ha defraudado estas vacaciones ha sido mi querido Gabriel Albiac, con quien tanto coincido, catedrático de Filosofía, ya retirado de las aulas y autor de La sinagoga vacía, obra cumbre sobre Spinoza. Ha dado a la luz Blues de invierno, que cierra la Trilogía del 68. A esta historia de desamor y servicios de inteligencia en Nueva York le sobran tacos, frases ingeniosas y referencias nostálgicas, y le falta trama. Es como el adiós de Javier Arenas y su relación con Gabriel Amat, alcalde de Roquetas, presidente del PP de Almería desde 2004 y cabeza de un grupo de más de cien sociedades.

Y ya que hablamos de la costa almeriense, Nicolás Maduro se inventa el Ministerio de Agricultura Urbana, pomposa denominación para decir que si los supermercados están vacíos pues cría cerdos en la terraza y plantas en el alfeizar del dormitorio. Esta es la receta que se traen de Venezuela Iglesias y sus feligreses. Ya fue ensayada con notable éxito en Cuba, su cebadero ideológico, como ustedes saben. Por cierto, la estrategia de Podemos de confluir con distintas marcas ha facilitado que sea la fuerza más votada en 454 municipios en las generales, en 208 arrebató el primer puesto al PP. Pero Rajoy no quiere acometer la necesaria poda ideológica y desprenderse de sus muchas tonterías, ni tampoco tomar clases de defensa personal, y eso que no saben defenderse, y cuando lo han intentado, como con aquel escrache rebajado con agua –caso de Oblaré con la presidenta Díaz– terminan pidiendo perdón. Isidoro Moreno, catedrático de Antropología en Sevilla, dice que Susana es un personaje de los Quintero y se explaya en lo ya conocido de régimen clientelar, etc. Yo digo que, sobre todo, es un personaje de Canal Sur. Y en esto, Carmen García Durán, jerezana de pro, no encuentra Tío Pepe en casi ningún establecimiento de Málaga, esto no puede ser, que este vino no es de Sevilla. Pero lo doloroso es la muerte del Instituto Municipal del Libro, no de Alfredo Taján, que vivirá por otras ramas del frondoso árbol de la cultura. Otro RIP, este por La Cónsula. ¡Ay, para una vez que parimos algo que nos sale bien y lo matamos! Pura historia de España. Por eso, Paul Éluard escribía sin signos de puntuación aquellos hermosos versos que escuché por vez primera en la voz de Nacha Guevara, hace ya tanto:

"En mi cuaderno escolar
en el pupitre y los árboles
en la arena y en la nieve
tu nombre escribo
En las páginas leídas
en las páginas aún blancas
piedra papel sangre o ascuas
tu nombre escribo
En las doradas imágenes
en los pertrechos guerreros
en la corona real
tu nombre escribo (€)
Y el poder de una palabra
me hace volver a la vida
nací para conocerte
y nombrarte
libertad".


cima@cimamalaga.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine