En corto

Plató

15.01.2016 | 05:00

La conversión del salón de sesiones del Congreso en un plató, en el que los representantes del pueblo se comunican con éste a través de gestos, asusta a muchos, pero no deja de ser un movimiento pendular legítimo (al venir de la ley natural del péndulo). Nadie miraba hasta ahora para la Cámara, que se había convertido en cámara oscura, en la que corría tan poco el aire que más parecía cámara de aire. Por otra parte, y siguiendo con las sinonimias, que suelen tener más vínculos internos de lo que parece, tiene sentido que en una Cámara de representantes se desarrolle alguna representación, en sentido escénico. Antes, debido a la adustez de los actores, la representación estaba en los palcos del público, y como ahora los ocupantes de los palcos han bajado a los escaños, habrá que acostumbrarse. La gente estará más pendiente del plató, y con ese señuelo puede que hasta de los debates.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine