La mirilla

Tot el camp es un clam

16.01.2016 | 15:27

Está la cosa calentita en Cataluña. Presidentes de la Generalitat a parte, esta semana se ha hablado lo mismo e incluso más del convulso derbi catalán en los octavos de final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Espanyol. Trascendiendo lo deportivo, la eliminatoria ha llegado a salpicar a Shakira, Ada Colau y, si me apuran, también a Kevin Roldán. El asunto se resume muy rápidamente. El Espanyol cose a patadas al Barça en el partido de Liga y consigue empatarle a cero. El Barcelona le mete cuatro al Espanyol en la ida de la Copa con pique de Luis Suárez con Pau López, con pisotón y pique del propio Pau con Messi, con pique en los vestuarios de ambos equipos y con Piqué, claro, que no se le ocurrió otra cosa que dedicarle algún tirito a la afición periquita al concluir el partido. Y claro, el partido de vuelta. Un numerito con victoria del Barcelona, Piqué de relax en el banquillo y festival de pancartas en la grada del tipo «Shakira es de todos», «Pau, tu pie nos marca el camino» y el resto que seguramente habrán visto esta semana y que, salvando el pasote de la primera, el resto son hasta graciosas. De todo este mamoneo, si quitásemos la enésima metedura de pata del central del Barcelona –«es que yo soy así», aseguraba Gerard en rueda de prensa de hace unos meses entre risotadas– y el altavoz distorsionador de los medios de comunicación, los tres derbis no han dejado de ser derbis. Que levante la mano quien, en cualquier pachanga entre amigos, no le ha dicho a su portero rival «tres goles como tres soles te hemos metido» –siendo finos–, o en qué partido no le han dado al mejor de la clase hasta en el carnet de identidad para después, tras el pitido final, compartir mesa y cerveza de buen rollo. Demasiado ruido por el triple enfrentamiento barcelonés, que volverá a resonar en la segunda vuelta de la Liga, y mientras el nuevo president Carles Puigdemont, demasiado tranquilo en el palco de Cornellá, pensando en la hoja de ruta hacia la independencia. Eso, eso sí que es violencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine