Artículos de broma

Desigual se lleva

21.01.2016 | 05:00

La desigualdad económica es la diferencia entre lo que tienen los más ricos y lo que tienen los más pobres. El adjetivo lo pone la medida de la diferencia. De las 31 economías de la OCDE, España es el segundo país donde más aumenta la desigualdad. El primero es Chipre, economía 104º del mundo para el FMI. En España la desigualdad está 10 veces por encima del promedio de la UE. Los padres de las políticas de los últimos años, distraídos por la necesidad de formar gobierno, no se preguntan «¿en qué nos hemos equivocado?». Porque esto no siempre fue así. El patrimonio del 10% más rico aumentó el 56% en los últimos 15 años, con una sucesión de políticas fiscales favorecedoras para las grandes fortunas, cuando empezamos a oír a los mulás del liberalismo predicar que «la desigualdad no es mala en sí», que «los futbolistas merecen sus fortunas porque generan esa riqueza», «que es normal que un ejecutivo de una gran empresa» (que se pone el sueldo) «cobre 100 veces más que el trabajador más bajo», (al que pone el sueldo), «si genera esas 100 veces» y come 100 veces más y va a tener 100 vidas más y sus hijos valen 100 veces más que los de un currito sin talento ni iniciativa, sin capacidad de esfuerzo ni de riesgo.

En España, las 20 personas más ricas (1 de cada dos millones) reúnen 15.100 millones de euros, la misma suma con la que vive el 30% más pobre, (1 de cada 3 españoles), según el último informe de Intermon-Oxfam.

Aceptamos esto aunque no vengamos de esa religión que cada vez se impone más pero ¿tienen unos padres que preocuparse si un hijo suyo cree que España es un gran país? ¿Y si consulta en Internet las listas de los hombres más ricos del mundo y busca sus mensajes? ¿Hay alguna aplicación electrónica que avise de si los hijos se están radicalizando y corren riesgo de convertirse en talibanes del liberalismo que vayan a combatir a la City de Londres?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine