En corto

A veces lo que pasa es el tren

21.01.2016 | 05:00

En cualquier batalla al final lo que cuenta son los indios que uno tiene detrás. Debido a eso, una destreza necesaria en un jefe de tribu es la de juntar indios mediante alianzas con las distintas tribus, empezando con señales de humo amistosas, firmando la pipa de la paz con el que ayer era indio malo, comprometiendo la entrega de caballos que todavía pastan en la pradera y hablando si hace falta con lengua de doble filo. Esto ha cambiado poco desde el principio de los tiempos. En ese aspecto, el jefe comanche Pedro Sánchez, que no parecía tener ojo de águila, está mostrando más plumas de las que se le suponían, y tribu a tribu va hilvanando alianzas con buen número de indios, mientras el gran jefe Toro Sentado, con fama de viejo zorro, hace honor a su nombre y sigue sentado a la puerta de su tienda, esperando ver pasar el cadáver de su enemigo. Pero esto último no siempre ocurre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine