Cartas al director

22.01.2016 | 05:00

Ciudadano Brey, por Juan Sabino del Río Martínez
Garzón se refiere a Don Felipe de Borbón como «el ciudadano Felipe de Borbón» y no una ni dos, al menos una veintena de veces, menos mal que no ha dicho «el ciudadano Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia». Aún así, Garzón ha estado muy cansino y selectivo ¿selectivo? Hombre, ¿usted ha oído al ciudadano Alberto Garzón llamar ciudadana a Cristina de Borbón o referirse a ella como la hermana del ciudadano Felipe de Borbón en todo esto que lleva el ciudadano José Castro? Esperemos que el trato igualitario de Garzón no decaiga y nos hable del ciudadano Patxi López cuando se refiera al presidente del Congreso, y de la ciudadana Susana Díaz,y del ciudadano Pablo Iglesias, y del ciudadano Pedro Sánchez y del ciudadano o ciutadá Carles Puigdemont ¿pero el ciudadano Puigdemont el de verdad o el ciudadano Puigdemont de El Matí i la mare que el va parir?... Ciudadano Alberto Garzón, haga lo que quiera, pero desde luego no es serio... como diría nuestro ciudadano en funciones Mariano Rajoy.


Mollejas para políticos, por Pablo Osés Azcona
Estoy degustando mollejas por nostalgia de mis años del hambre mientras miro el espectáculo político. La molleja es una parte del estómago de las aves con un músculo tan fuerte que tritura hasta lo más duro. A veces tienen dentro unas piedras redondeadas para mejorar más la trituración. Mollejas les deseo a los políticos actuales. Las van a necesitar para triturar tanta línea roja, tanto veto, tanta imposibilidad, tanto avión de Maduro, tanta hemeroteca, tantos sapos a tragar hasta digerir unos pactos presentables. En especial para los que no son del 1% de afortunados.Si la naturaleza las prepara para las aves, también nuestros pájaros cantores podrán conseguirlas. Sólo hace falta que se dejen de pellizquitos de monja y se preparen contra los pedruscos políticos y hagan  músculo y levanten piedras con sus argumentos.


PSOE y PP, electrificados, por Antonio Caballero Garrido
Por fin se ha conseguido que el Parlamento Europeo pida a la Comisión Europea que investigue algo muy sospechoso: que 43 (cuarenta y tres) máximos dirigentes del PSOE y del PP, encabezados por F. González y Aznar, hayan cobrado cifras multimillonarias como consejeros de las compañías eléctricas que han privatizado y cuyas tarifas, de las más caras que existen, han sido aprobadas por sus gobiernos. Vamos, que tiene pinta de que esos políticos han sido «enchufados» por su colaboracionismo con poltronas o sillones de oro, mientras que los españoles hemos sido injustamente condenados a sillas eléctricas económicas. Esto parece «iluminar» aún más, por si hiciera falta, sobre el daño que han causado a España –donde las demás instituciones democráticas son aún tan débiles– las mayorías absolutas de esos partidos, y hasta qué punto necesitamos reformar a fondo nuestro sistema político.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine