Tierra de nadie

Por tener suerte

26.01.2016 | 05:00

Cabe suponer que toda publicidad, incluso la más engañosa, contiene un porcentaje de información. Para la abogada del Estado que en el juicio de Palma de Mallorca actúa como abogada de la infanta Cristina, sin embargo, el eslogan Hacienda somos todos, es publicidad en el peor sentido de la palabra: solo desinforma, ya que a la infanta no le atañen las obligaciones que afectan al resto de los españoles. Quizá sea cierto. Hay un montón de empresas y de particulares a los que se indulta o que no pagan en la proporción en la que les correspondería si Hacienda fuésemos verdaderamente todos. ¡Ojo, pues, a los anuncios oficiales!

Hace poco tuve que realizar una gestión en una oficina del departamento de Montoro. Inocentemente, me presenté allí a media mañana y me dijeron que no podían atenderme, pues no había pedido hora. Me pareció razonable, de modo que volví a casa, llamé a uno de los teléfonos que me facilitaron y concerté una cita. Como soy puntual, llegué diez minutos antes, cogí el número de la máquina expendedora y ni siquiera desdoblé el periódico, pues pensé que me llamarían enseguida. Además, había que permanecer atento a una pantalla en la que aparecían los números. Lo mismo te distraías leyendo una corrupción y se te pasaba la vez. Todo el mundo observaba la pantalla con expresión de súplica y enseguida comprendí por qué. La hora que nos habían dado era falsa.

–¿A qué hora le han citado a usted? –me preguntó una señora.

–A las once y media –dije yo.

–Le llamarán con suerte a la una menos cuarto.

Tuve suerte, pues fue justo la hora en la que mi número apareció en la pantalla. Perdí una cita que tenía después con el dentista y, como era viernes, pasé el fin de semana con dolor de muelas. Por tener suerte.

Cuando terminé la gestión, reparé en un gran cartel informativo en el que ponía: «No espere más, pida cita previa». He dicho «informativo», aunque, visto lo visto, debía de ser publicitario en el sentido que de la publicidad tenía la abogada de la infanta Cristina. Qué lista, esa mujer. Llegará donde quiera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine