La Mirilla

Un día histórico

El Gobierno presume del "histórico" dato de abandono escolar pero tanta grandilocuencia verbal parece precipitada

29.01.2016 | 02:11

Siempre es un buen día para conocer un dato histórico. A quién no le gustar enterarse de algo que sucede por primera vez. Pues bien, ayer fue uno de esos días y el acontecimiento en cuestión es que la tasa de abandono escolar en España a final de 2015 se situó por debajo del 20%, en concreto en el 19,97. Los jóvenes ya no dejan la escuela tan alegremente como antes, como en los tiempos anteriores a la crisis cuando el trabajo sobraba y ganar un sueldo aún no se había convertido en la carrera de obstáculos que llegaría a partir de 2008. El Ministerio de Educación presumió ayer de este «histórico» dato pero, si bien es cierto que hay que alegrarse porque haya más jóvenes que completen su formación, tanta grandilocuencia verbal parece precipitada. No sólo es que quede mucho por hacer hasta decir adiós al concepto de abandono escolar. Es que además resulta fundamental analizar por qué ahora hay menos estudiantes que dejan las aulas. Según el ministro en funciones Méndez de Vigo, más prudente y dialogante que su antecesor Wert pero que básicamente ha mantenido sus políticas, estos datos demuestran que el Gobierno «está en la buena dirección» y que hay que seguir con el «programa de reformas». Lo que traducido significa que el Ejecutivo sigue empeñado en que la criticada Lomce es la solución a los problemas del sistema educativo español. Una ley que consiguió poner de acuerdo (para rechazarla) a toda la comunidad educativa. De hecho, esta unanimidad se volvió a constatar ayer cuando padres, sindicatos y representantes de la patronal educativa advirtieron de que ahora hay más jóvenes que siguen en las aulas pero porque no encuentran un trabajo tan fácilmente como antes y no porque la educación les motive. Por ello, no se cansan de pedir que se refuercen las políticas educativas y, sobre todo, que se escuche a los que saben, a los profesores. Prestigiar el sistema educativo y a sus protagonistas es básico. ¿Quién querría abandonar el mejor camino posible hacia su futuro? El día verdaderamente histórico llegará cuando la educación se saque del debate político. Entonces sí habría que aplaudir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine