En corto

Franquistas

14.02.2016 | 05:00

Cuando era niño, los mejores futbolines estaban en el local del Frente de Juventudes, y muchos compas de cole se afiliaban para poder jugar. Se lo dije a mi padre, que a pesar de ser de derechas me lo prohibió de forma radical. Tendría yo unos 10 años, pero ahora caigo en que esa reacción suya me libró de una mancha en la biografía cívica. Doy por hecho que la mayoría de los nuevos inquisidores que tratan de extirpar de raíz lo que aún quede de las malas hierbas no han vivido aquel tiempo del franquismo tardío (pongamos 1955-1970) en el que el régimen era simplemente el estado de cosas. La represión era el basso continuo de la obra, claro, pero cientos de miles de personas honradas –no pocas de izquierda a la chita callando- trabajaban de un modo u otro para el Movimiento, en sus infinitas ramificaciones. Si los nuevos inquisidores no lo saben pregunten, por favor, a sus yayos, que seguro que sí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine