Cartas al director

21.02.2016 | 01:39

Viviendas

El capitalismo más abyecto es de aquellos pocos que compran viviendas protegidas, ilegalmente y con el beneplácito de «ciertas autoridades», para sacarles una rentabilidad en contra de aquellos ciudadanos que ni ésas pueden adquirir. Es incomprensible que ningún partido político, ¡¡ninguno!! tome medidas urgentes y solucionen esta grave problemática.

Lo 1º es no vender más de una VPO a un solo propietario, y si ya se ha hecho, pues lo 2º es obligar a ése/ésos propietarios a liberalizar ésas viviendas, puesto que con una y empadrándose en ese domicilio, tienen sobrado. Y si no quieren liberarlas, la solución es fácil, se les acusa de fraude, y embargo, y convertirlas para Alquiler Social.

Pero hace falta honestidad y honradez con quienes les hemos dado los sillones, hace falta que sean nuestros servidores, hace falta que dejen de prometer y empiecen a cumplir las promesas incumplidas a sabiendas de sus programas políticos, hace falta que dejen de prevaricar contra los desgobernados ciudadanos.

A esa forma de actuar y de hacer se le llama corrupción?
Gustavo García-Valdecasas Cano. Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine