Cartas al director

24.02.2016 | 05:00

Ciudadanos, por Ángel Alonso Pachón
En su origen C´s fue reconocido y aceptado por su discurso de unidad, de constitucionalidad y de defensa del catalanismo español. Visto su éxito, miembros destacados se lanzaron a la implantación de Ciudadanos como partido generalista de ideología centrista progresista. Su entrada a la arena electoral, a nivel nacional, fue aplaudida y muy valorada por un electorado deseoso de un «espacio de centro», limpio de ciertas ideologías ya marchitas por su propia autodestrucción.Actualmente en el ánimo de muchas personas ha sobrevenido cierta cautela después de la primera ilusión. Ciudadanos está dando la imagen de «salvador», de «juez de lo bueno y de lo malo», de «jugador de ajedrez inexperto», de «consejero salva patrias». Ciudadanos está perdiendo su encanto de proyecto por ir transformándose y creyéndose, como los partidos clásicos, que es el mejor, el menos malo, el ejemplar, el que separa el trigo de la paja. Ciudadanos, últimamente, juega con todas las barajas, utiliza todos los idiomas y nadie sabe qué camino va a seguir, todo lo contrario que hace unos meses que encandiló a muchas personas por la claridad y firmeza de su programa. Ahora, últimamente, Ciudadanos parece que busca novia creyéndose el mozo más apuesto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine