La Mirilla

No son cosas de críos

25.02.2016 | 00:28

Empujones, amenazas, insultos, vejaciones e incluso agresiones físicas. El acoso escolar persiste y se amplía hoy con el tremendo eco que suponen las redes sociales y los mensajes de móvil, que hacen que la situación no se dé sólo en el espacio de la escuela sino que continúe en la calle y en casa y a todas las horas imaginables. En Málaga, la Guardia Civil ha detectado en un mes tres casos de acoso escolar o bullying, lo que no significa que no existan más aunque permanezcan tapados por miedo o vergüenza como suele ocurrir la mayoría de las veces. Por suerte, estos casos han dejado de tratarse como «cosas de críos» y han pasado a considerarse un problema que hay que erradicar desde la raíz, implantando la cultura de la paz en los centros educativos y fomentado una buena convivencia, con respeto a la diversidad. Un objetivo al que contribuyen iniciativas como la Red Andaluza «Escuela: Espacio de Paz», puesta en marcha por la Junta de Andalucía hace ya más de una década y a la que cada curso se adhieren más colegios. De igual forma, están implicadas las fuerzas de seguridad como la Guardia Civil con el Plan Director de Convivencia y Mejora de la Seguridad en los centros educativos, por el que se imparten charlas para alumnos y padres.

Sin embargo, la educación no es sólo cosa de unos pocos, sino de toda la sociedad y ese es el gran paso que falta para que el acoso escolar deje de protagonizar titulares, algunos tremendamente dolorosos e incomprensibles. No se trata de eliminar la violencia de las escuelas sino de hacerla desaparecer de todos los ámbitos. Sin olvidar que son la agresividad verbal y la falta de respeto hacia el otro lo que más abunda y siembra el camino en el mal sentido. La responsabilidad no es sólo de los educadores y de la policía, sino también de los medios de comunicación, de los políticos, de los deportistas y de todos aquellos que pueden ser ejemplo para los menores pero que en muchas ocasiones ejercen el efecto contrario. Queda camino por recorrer pero merece la pena intentarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine