La señal

Trastorno obsesivo compulsivo

28.02.2016 | 05:00

Jo!, se estudia si el dinero de las empresas de Ramón Mesas era transportado en un helicóptero, así están las cosas y así se las hemos contado, que dice Ernesto Sáenz de Buruaga. ¡Ay, Ramón! Pero, en otro orden de cosas, José Luis López Caparrós le atiza al concejal Zorrilla y lo lleva a los tribunales para que demuestre que este empresario no ha pagado a nadie, cuando lleva invertidos más de 12 millones de euros. Eduardo, no puedes demostrar eso, y es que hay que decir las cosas con rigor, la ideología no puede anteponerse a la verdad, yo entiendo que no te guste el arquitecto Moneo y que admires la pensión La Mundial, que no es un nido de ratas sino un bellísimo edificio de un valor histórico incalculable, lo entiendo, pero lo otro no. Papeles, documentación, trabajo serio, Eduardo, por favor.

Es como la petición de dimisión de los partidos de las Cortes de Aragón, excepto el PP, del delegado del Gobierno en la Comunidad, que consideraron inaceptable que dijera que Soraya Gutiérrez, asesinada por su ex, tenía que haber avisado a la Policía de su presencia en Zaragoza y pedir protección. Vamos a ver, seguidores de los flautistas de género, parece razonable que si la víctima, en paz descanse, disponía de esa información y la hubiera compartido con la Policía quizá podría haber evitado su muerte, lo que no significa que el asesino deje de serlo y que la víctima, claro está, sea ella. Qué trabajo cuesta explicar lo evidente, decía Bertolt Brecht, como le comenté una vez a Enrique Salvo Tierra, cuando era secretario general de la UMA con Pepín Martín Delgado. Pero lo único evidente es Podemos, ¿qué haríamos sin ellos? Como la naturaleza le tiene miedo al vacío, que explicaba Bacon, y el lugar de los malvados no puede quedar eso, vacío, pues el sublime Kichi, alcalde de Cádiz, boicotea el Premio Libertad a los presos venezolanos. ¡Así se defiende la libertad, Kichi!, ¡qué grande eres! Bueno, o comparan el crimen antes dicho de Zaragoza, como hizo Amparo Bella, podemita, con el terrorismo: «Permítame que sea malvada y, pensando en el PP, podríamos haber hecho el mismo comentario hablando del señor Blanco, que fue asesinado. Tendría que haber mirado hacia atrás a ver si lo iban a raptar». ¿Quién podría evitar que sea malvada?, nadie, es lo que es. Tienen un trastorno obsesivo compulsivo (TOC) con ETA que vaya.

Aquí, envueltos unos días en ese polvo del desierto y con un nuevo terremoto por los bajos –parece que la naturaleza protestara por lo que algunos están haciendo con España– diviso en la mar al buque Juan Carlos I y un despliegue de cazas por los cielos, pero ni por esas, los malos siguen a lo suyo.

Pues sí, hay quienes en el PP creen que hay una confabulación de los jueces contra ellos, Jorge Fernández Díaz lo insinuó el otro día. Pero lo que hay que hacer es suministrar datos y filtrarlos, que hay que contraatacar, que es la guerra, o lo que es lo mismo, la política española. Lo que sí me gusta es la presión del PP de Andalucía contra el impuesto de sucesiones. ¿Dónde hay que firmar? Resulta que toda una vida trabajando tus padres, un poner, para dejarte un dinero –por el que ya han tributado como rentas del trabajo– y ahora, de nuevo, a su muerte, el fisco se lleva parte de lo que dejaron. Podrá ser legal pero... Y eso que las personas de edad avanzada tienen otros problemas, además de Hacienda: más de la mitad de las mujeres mayores de 65 años no ha mantenido relaciones sexuales en los últimos 12 meses, según un Observatorio Social que impulsa? ¡Comisiones Obreras! Pero tenemos el láser Fotona, que revoluciona la cirugía vaginal en Healthy Women, el primero en Andalucía en utilizarlo, y es que una de cada cuatro mujeres padece incontinencia urinaria, ¿y cuántos y cuántas incontinencia verbal? Hay quienes no callan ni debajo del agua. Dylan Thomas iba más allá:
Y la muerte no tendrá señorío.

Desnudos los muertos se habrán confundido
con el hombre del viento y la luna poniente;
cuando sus huesos estén roídos y sean polvo los limpios,
tendrán estrellas a sus codos y a sus pies;
aunque se vuelvan locos serán cuerdos,
aunque se hundan en el mar saldrán de nuevo,
aunque los amantes se pierdan quedará el amor;
y la muerte no tendrá señorío.

cima@cimamalaga.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine