Cartas al director

09.03.2016 | 05:00

Circulación y 'bicicletistas', por Gustavo García-Valdecasas Cano
Una de las calles céntricas con más tráfico de día que tiene Málaga es la calle Ollerías; una de las calles con más problemas y caso omiso a la señalización es la calle Ollerías. Por esta calle, circulan ciclomotores y bicicletas por las aceras, en direcciones prohibidas, y además con su interpretación de las leyes, es decir, hacer lo que a cada cual le conviene, y los peatones que miren, que nos apartemos, que los derechos son de los conductores. Pero la culpa de este desbarajuste es de los políticos, y después de «ciertos y concretos» policía locales, con rango, que parece que no les interesa; dicho de otro modo, por esta calle pasan patrullas de policías, pero «pasan» al ver a un conductor en dirección prohibida y por encima de la acera; al menos podían llamarles la atención, porque «sólo están de paso» para otros servicios. Varias veces solicitado ha sido adecuar la calzada para evitar que circulen vehículos a más velocidad que la permitida, pero como resulta que «ciertos y concretos» policías locales también, a veces, circulan demasiado rápido, ¿cómo van a prohibir que otros lo hagan? Y, por último y no menos grave, es el estado en sí de la propia calle : destrozada, aceras y calzada, servicios: A los políticos de turno no les interesa arreglarla, empezando por el alcalde y terminando por los concejales sin cartera. Y encima quieren que les votemos, que debiéramos botarles, y esos «ciertos y concretos» policía locales que nos ven a los ciudadanos como a sus ¿esclavos?, fomentando el chivateo para ahorrarse trabajo.Así funciona Málaga, desgobernada, e insegura. ¡Nos veremos en las urnas!

Actuación del Ayuntamiento en doctor Marañón, por Luis Reina Alcolea
La pasada mañana me llevé una desagradable sorpresa al salir de casa para bajar al Centro, al encontrarme aparcada una furgoneta en la acera de Dr. Marañón, entre el número 21 y el hogar del jubilado, y observar que estaban enlosando un alcorque existente, donde anteriormente se encontraba un naranjo. Ante mi extrañeza, le pedí autorización a los albañiles para sacar una foto de lo que estaban realizando, permiso que me concedieron. Inmediatamente le envié al alcalde, D. Francisco de la Torre, un tuit con la correspondiente fotografía donde le indicaba lo siguiente: «Más fácil tapar un alcorque que sustituir un árbol x otro en Dr. Marañón». Y he recibido dos tuits, me imagino que de dos cargos de confianza del alcalde y que no voy a citar aquí sus nombres. El primero que dice que «en algunos sitios no se pueden reponer por canalizaciones afectadas» y un segundo como continuación del anterior que dice «o falta de accesibilidad. Gracias» y el de otra persona distinta que apunta que «la ubicación exacta y una imagen de entorno nos ayudará a indicarle el motivo. Gracias». Cómo es posible que un árbol que por las circunstancias que sean, ya fuera porque se secara, bien por falta de riego o por cualquier otra circunstancia no se haya repuesto y actúen de la forma más sencilla, cerramos el hueco y aquí paz y después gloria. Debo decir que los vecinos de la Urbanización Martiricos llevamos disfrutando desde hace 45 años de unas aceras con unos naranjos que son la envidia de cualquier barriada de Málaga. Porque, me pregunto, la desidia de nuestro Ayuntamiento en reponer un árbol, acaso es más caro, reponerlo que tapar el hueco. No sé si ante esta carta al director, nuestro alcalde dará la orden de reponer el naranjo, o no, pero la verdad es que me parece inaudito que donde existía uno, ahora ya no existe porque así lo haya decidido alguien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine