Artículos de broma

Europa 2016

10.03.2016 | 05:00

Apareció el negocio claro, con tres condiciones sobre la mesa y el doble del dinero inicial, y al fin tenemos resuelto como continente ideológico y de mercado el problema de los refugiados sirios. Ya podemos proseguir con nuestros intereses sin el apuro de que se acabe la guerra en Siria. Turquía será el portero de la discoteca Europa 2016 y sin duda ejercerá ese empleo con la dedicación y el respeto que los que huyen de la guerra merecen, desviviéndose para que cada euro de los 6.000 millones destinados a controlar el aforo y mantener a la gente a la puerta y formando cola rigurosa a la intemperie llegue a los más necesitados. A cambio, se aceleran los trámites de adhesión de Turquía a la Unión Europea. Sólo este acuerdo de los 28 con Ankara, que se ratificará el 18 de marzo, hace que la UE se parezca más a Turquía, a la que los optimistas califican de democracia imperfecta.

Turquía ha visto el negocio en A con una población que, salvo Alemania (que siempre precisa de trabajadores baratos para mantener su competitividad) actúa en su huida como una bomba de racimo de humanos que no estalla en casa y que hasta ahora sólo había despertado el interés en negro de los traficantes de personas, los nuevos esclavistas agrarios y urbanos, los pederastas que se adentran en el circuito de huérfanos en tierra extraña y las redes de trata de blancas con una cadena de distribución que da discreto servicio por medio continente.
La eurosolución blanquea lo que hasta ahora era desgracia en negro y permitirá, dentro de treinta años, que el rechazo al comportamiento de la Unión sea unánime y universal, como lo han sido otros parecidos en tiempos que creíamos peores. El primer ministro turco Ahmet Davutoglu y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, sólo son los dos primeros firmantes de esta página europea que se empieza a escribir blanco sobre negro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine