Cartas al director

11.03.2016 | 05:00

La pericia del léxico
Después de meses conociendo los resultados electorales de diciembre, por fin parece haberse formado un pacto. Sin embargo, hay una cosa interesante, y esta es el cambio que sufren los candidatos de los partidos, sobre todo su discurso político conforme se acercan al poder. Las palabras que en tiempos de campaña sirvieron para atraer a los votantes, comparadas con el presente, ahora solo consiguen confundirlos, dejarles cuestionándose si realmente están haciendo lo que les prometieron que harían. Es extraño como entre los labios de un político la palabra «derogar» se puede confundir fácilmente con «suplantar», «aprobar» o incluso «olvidar». ¿Es este juego de palabras, realmente justo? Los que hemos estudiado lengua castellana en el instituto sabemos que no existen los sinónimos al cien por cien, las palabras son creadas para representar ideas y por ende cambiar de palabra es, aunque sea ligeramente, cambiar de idea. No hay que olvidar que el poder que adquieren los partidos políticos, se lo deben exclusivamente a sus votantes, sin los cuales jamás llegarían a la política. Trastear con las palabras intentando justificar un incumplimiento del programa electoral es, a todas formas, juego sucio, algo que debería de ser impensable en política.
Cristina Castro
Málaga


Agradecimiento al Doctor Agustín Hernández, hematólogo del Hospital Quirón de Málaga
El doctor Agustín está tratando a mi hermano Antonio Oña de un linfoma. En nombre de mi hermano y de mi familia, queremos trasmitir al doctor Agustín nuestro agradecimiento, no sólo por poner a nuestra disposición su experiencia y conocimiento, sino por su trato exquisito. A veces el agradecimiento es obvio cuándo suceden este tipo de cosas, pero en este caso en particular, además de ser un magnífico profesional, es necesario resaltar su gran calidad humana y cercanía de este joven doctor que no dejó de alentarnos y darnos confianza.

Gracias que queremos también darle a todo el personal del Hospital Quirón, enfermeros/as, auxiliares, personal administrativo y, cómo no, también a la doctora Gemma Ramírez, otra gran profesional y gran persona.

Gracias a todos.
Familia Oña Ferrer
Málaga


Abrir puertas hasta a los inmigrantes
En la presentación del libro titulado Abre puertas, un compendio de trucos útiles para autónomos rechazados, me sobrecogí.

Empecé a darle vueltas a como abrir las puertas de las personas. Aprendemos muy bien desde pequeños a abrir nuestras puertas para atrapar todo lo que se ponga al alcance.

Pero luego mantenemos nuestras puertas bien cerradas como fortalezas. Y también nos topamos con las puertas ajenas igual de bien cerradas.
Pero qué gusto y por qué no también qué sorpresa cuando se abren puertas humanas, cuando nos acogen.

Estamos hechos para ser acogidos. Y también todos los demás aspiran a ser acogidos, valorados, amados.

Asombroso como se abren las puertas cuando nos acercamos a las personas valorándolas como lo que son en realidad, maravillas de la naturaleza, e intentemos acogerlos y servirlos.

Ya sé que suena a ingenuidad, precisamente ahora que tanto despreciamos a los inmigrantes, pero estoy convencido de que es la más oportuna verdad.
Pablo Osés Azcona
Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine