En corto

Ideología que une

12.03.2016 | 02:28

Hay causas que son justas sin discusión, caramba, y no puede uno permanecer indiferente. Una de ellas es la de que la pizza sea declarada Patrimonio de la Humanidad, como pretende un movimiento que se ha puesto en marcha. Debe realzarse el carácter democrático y ecuménico de la pizza. La misma Iglesia Católica, por tanto, sería sólo la mitad exacta de eso, aunque las comparaciones sean odiosas. La base es muy importante, desde luego, con sus gratificantes hidratos de carbono, pero encima de ella se puede poner de todo, desde alcaparras de apariencia humilde a langostinos. En nombre de la lucha contra el colesterol me permito invitar a hacerla sin queso, y aseguro que también funciona. La pizza es mestiza, transversal, receptiva, integradora. Un mundo sin pizza sería un mundo peor, y ese es el mejor argumento para unirse a la causa. No se podría decir lo mismo de las demás ideologías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine