Carta al director

19.03.2016 | 05:00

DEBERES
Recientemente ha sido elegido el nuevo secretario general de UGT. Con toda lógica, faltaría más, se compromete a defender los derechos de los trabajadores. Con este motivo, me he planteado una serie de preguntas: ¿Cuáles, cuántos, cómo son mis deberes? Porque ante el anhelo de justicia y deseos de paz en el mundo se nos presentan una serie de exigencias en nuestra vida personal y en el ámbito donde se desarrolla nuestra vida: Familia, trabajo, ocio, relaciones sociales, etc.

Sin pretender ser negativo, si echamos una ojeada al mundo, nos encontramos muchas y variadas situaciones de injusticia. Injusticias que, la solidaridad con cada ciudadano nos interpela desde el fondo de nuestra conciencia; y al creyente desde la exigencia de la fe, y su compromiso con Dios.

Ya sé que las personas de a pie no podemos llegar a grandes logros. No obstante, un granito de arena podemos aportar, para lo cual nos planteamos ciertos interrogantes:

¿Salgo en defensa de los más débiles de nuestro entorno, que no pueden o no saben hacer valer sus derechos? ¿Realizamos con perfección, con competencias profesional, con responsabilidad los trabajos por los que cobramos un salario? ¿Pagamos lo debido a las personas que nos prestan un servicio? ¿Tributamos con los impuestos justos? ¿Defendemos la buena fama de los demás, acallamos las críticas difamatorias que pueden difundirse a nuestro alrededor?

¿Votamos en conciencia a quienes sabemos que promueven el bien común? ¿Damos nuestro voto a quienes van a defender el derecho a la vida desde sus comienzos? ¿Al derecho a la buena fama? ¿A la protección de la libertad de enseñanza sin sectarismo? ¿Optamos por quien garantice el derecho al trabajo, a descansar, a proteger la enfermedad, la vejez? ¿A elegir estado, a formar un hogar, a traer conscientemente hijos al mundo y poder educarlos con libertad? ¿Nos decantamos por quien va a patrocinar el acceso a la cultura, a respetar las creencias?

Junto a estas reseñas, que pertenecen a la virtud de la justicia, lograremos enriquecer el ambiente de nuestro entorno con la cordialidad, la amabilidad, la lealtad, la afabilidad, la alegría y buen humor ¿Utopía?... ¿Lo hemos intentado?
Carlos Orense Cruz
Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine