En corto

Otra razón para recibirla

22.03.2016 | 02:23

La vida de las personas suele medirse por el número de primaveras que acumulan. Se dice de alguien, para expresar su edad, que tiene equis primaveras. En los árboles ocurre cosa parecida, pues la parte más clara y ancha de los anillos anuales de su tronco corresponde a la primavera, que supone un golpe cíclico de vida. Ahora bien, para que esto tenga efectos verdaderos en nosotros conviene ponerse en situación, pues conforme nos vamos alejando de la naturaleza, de sus efectos sobre el cuerpo y de sus ritos se va amortiguando el golpe primaveral de vida. Ya que no sentimos la primavera, hay que presumir que la sentimos, que es a lo que llamo ponerse en situación. En mi opinión las alergias son una protesta de la primavera, que aporrea a la puerta tras haberla echado de nuestro cuerpo y no sentirla. Así que probemos con el antiestamínico de creernos que ha llegado a nosotros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine