Sol y sombra

La famosa exploración

06.04.2016 | 05:00

El PSOE y Podemos inician una nueva «exploración» con Ciudadanos. Pedro Sánchez prosigue, por tanto, su búsqueda de la cuadratura del círculo, tres meses después. El miedo al fracaso establece las nuevas líneas rojas. Las otras permanecen desdibujadas. El espejo pronto le devolverá, si no me equivoco, a Albert Rivera la cara de tonto que se le debió de quedar el 20-D cuando su papel como hombre coartada de Iglesias dejó paso a unas altas expectativas truncadas en las urnas. Ahora Rivera ha vuelto a ser utilizado de nuevo, esta vez por el candidato socialista que ha negociado con él, como ahora se demuestra, el acuerdo imposible para Podemos. Ello no quiere decir, sin embargo, entre tanto despropósito, que la imposibilidad de hoy se convierta en el porvenir del mañana. Nada de lo que está sucediendo tiene demasiado sentido, de manera que el escenario en estos momentos se reduce a una especie de pantomima alentada por los analistas empeñados en ofrecer pronósticos demoscópicos de cómo unas elecciones, lejos de ayudar a resolver el problema de la ingobernabilidad contribuirían a enredarlo todavía más. ¿Qué hacer? ¿Insistir en el acuerdo imposible? Sánchez se ha equivocado al desechar desde un primer momento la salida más lógica tras el resultado en las urnas. Naturalmente, lo contrario exigía el sacrificio de admitir que el segundo no debería tener las mismas opciones de gobernar en una democracia que el primero. Ni en la democracia, ni en la lógica. Pero el aprendiz de brujo del PSOE se las arregló para intentar orillar al partido y al candidato con más votos. Obviamente, los populares no han dejado de facilitar las cosas con su eficaz y destructiva propaganda de la corrupción en Valencia y en Madrid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine