La señal

La noche más oscura

24.04.2016 | 01:55

Cabe también aquello que confesaba Javier Arenas, «es de los nuestros, pero no como nosotros», de un clasismo terrible, decía que esa persona podía pertenecer al partido, sí, pero no era como él y unos cuantos elegidos, quizá tenía razón, es difícil ser como él y terminar así, todavía apurando el vaso de leche del poder bajo esas columnas del imperio romano ya rodeadas por los nuevos bárbaros. ¿Y Celia Villalobos es de los nuestros?, porque ahora la señora quiere, como ayer, encabezar la lista del PP por Málaga, pero es que hoy como José María García Urbano -el que decía que sólo sería alcalde de Estepona y terminó siendo alcalde y diputado y ahora le regañan porque, además, es registrador- ha perdido puntos, pues ella, que ha sido de todo, hasta ministra con las vacas locas y no encuentra momento para retirarse, porque esto es un funcionariado, pues dice, como Joe Rigoli, yo sigo.

Pero a Iglesias se le perdona todo, por ejemplo, que se salte las primarias, ¿alguien creyó alguna vez que era demócrata? Después nos encontramos al juez que sustituyó a la ahora diputada de Podemos, Victoria Rosell, que ha remitido al Consejo General del Poder Judicial una denuncia de las irregularidades en la instrucción que llevó esta mujer en el caso del presidente de Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, quien admitió que había tenido relaciones comerciales con Carlos Sosa, pareja de la magistrada. Y dan clases de higiene con las manos sucias, como Bernad, de Manos Limpias; de Luispi, tan frecuente en Reserva 12, diré otras cosas otro día. Carrie en Homeland o Maya en La noche más oscura -qué gran trabajo de Kathryn Bigelow con una manita de la CIA por encargo de Barak- saben de esto. Mi noche oscura es de hace casi un año y todavía no amanece.

Lo preocupante es que no se haya esclarecido del todo el caso de Agnese. La joven letona desapareció y no se halla el cadáver. Pero ella subió al coche en la madrugada del 6 de septiembre de 2014, a la salida de una discoteca de Puerto Banús, según parece. No lo pensaste bien, Agnese, antes de subir, dulce pecado de juventud que se paga con la muerte. Los dos británicos, Westley Capper y Craig Porter, sólo están procesados por un presunto delito de detención ilegal agravada. El video de la cámara de seguridad de la discoteca Aqwa Mist recoge, según fuentes cercanas al caso, a los dos sospechosos introduciendo a la joven, que parece que ha bebido mucho, en un auto. Su cuerpo, probablemente, yace en el mar y quizá fue transportada en una maleta que se embarcó en el Puerto de la Duquesa. Una vez le escuché a un croata en Salduba aquella frase que me heló, dos no discuten si uno puede desaparecer en extrañas circunstancias. Este balcánico y otros tres estuvieron embarcados en un viaje interminable entre petacas de combustible y en un ambiente asfixiante ante las costas del Sáhara hace ya mucho tiempo, todavía siento ese hedor bajo un cielo cuajado de estrellas.

Puertos y más puertos, la vida es una sucesión de puertos. Otro caso de juzgado de guardia. El juez Miguel Ángel Torres, instructor de Malaya, confesó hace poco que, hasta que se produjeron las detenciones, dicha causa no existió, en el sentido de que se eligió un procedimiento que ya estaba archivado y se utilizó su número para que nadie pudiera acceder a la investigación. Pero lo frustrante es que no se sabrá quién era el supuesto alto cargo policial que se escudaba en las siglas JAG y que estaba a sueldo de estos corruptos. También el juez tuvo conocimiento de que hubo reuniones para matarlo pero, afortunadamente, no prosperó la idea. Dice mi querida Concha Velasco que «el odio, la venganza y el rencor nos mantienen vivos», lo dice biográficamente, yo creo que es el amor, si se acaricia.

Lo importante es que cada uno haga algo de provecho en la vida, unas veces tiene que ver con la profesión, otras con el cumplimiento de un sueño. Francisco Aguilar viajó hace poco a Argentina, Miguel Such pelea por Málaga Health Foundation, Luis Portero por los sefarditas, ¿y uno?, tengo que preguntárselo a Miguel de Cervantes en este aniversario de tan justificada actualidad: «Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas».

cima@cimamalaga.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine