Cartas al director

26.04.2016 | 05:00

Julieta contra Almodóvar, por Pablo Osés Azcona
Almodóvar reclama de Julieta comprensión. Dos hombres buenos, su marido y su padre, pero con más libertad sexual de la socialmente tolerada, se enfrentan a la incomprensión de Julieta, quien la ejerce a fondo aunque resulte muy dañina para ella y su entorno. Me gustó y comparto la apuesta de Almodóvar por ensanchar esta asfixiante moral sexual dominante. Abogo por toda la comprensión que cada uno espera para si y que no se suele encontrar. Curiosamente, Almodóvar se enfrenta ahora por los Panama Papers con el tsunami de la incomprensión contra la que luchaba. Me parece bien y creo que a él también que pague sus deudas con Hacienda. Pero no me permito descalificarlo, ni precipitarlo en el abismo del desprecio colectivo por su delito económico. Para mi sigue siendo un genio admirable a quien agradezco tanto como ayer que me permita disfrutar de su sobresaliente talento.

Vergüenza pública, por Cristina Castro
Si hubiese una palabra que pudiera describir el sentimiento de la gente común ante la corrupción, esta sería «vergüenza». Vergüenza de ver como el esfuerzo del pueblo representado en los impuestos acaba en las sucias manos de aquellos que padecen avaricia, y también vergüenza de ver que el Gobierno no hizo ni hace nada por evitarlo, más que esconderlo, pero nada por proteger a la gente. Hemos llegado al punto en que cada pocos meses sale un nuevo caso de corrupción millonario. Esto se está convirtiendo en una funesta costumbre, que somete a todos los españoles que pagan impuestos a una gran humillación. Francamente, se le quitan a uno las ganas de pagar impuestos, cuando hay posibilidades de que estos sean destinados al nuevo jacuzzi de algún ladrón.

Cervantes no vive. Vivimos los Quijotes, por Juan Sabino del Río Martínez
Dejémosnos de pijadas. Cervantes no vive. Vivimos los quijotes. Celebramos la muerte de Cervantes porque coincide con la muerte de Shakespeare (que en realidad murió en mayo, los calendarios eran distintos). Pero, aunque hubieran muerto el mismo día del mismo año, ¿por qué celebramos sus muertes? ¿escribieron sus obras estando muertos? Celebramos el día internacional del libro porque Cervantes, Shakespeare y Garcilaso de la Vega murieron el mismo día. ¿Que quién era Garcilaso de la Vega? Pues no sé, nadie habla de él en esto de celebrar muertes... cuando en realidad Garcilaso de la Vega no publicó nada estando vivo, por lo que deberíamos de celebrar su muerte y no la de Mikel y Guille n'est -ce pas?


"Absssolutamente" falso, por Rafa Zamora Sancho
No dejo de oír esta expresión a todos los investigados en delitos fiscales o de corrupción. Cada vez que dan una rueda de prensa para lavar su imagen ¡zas!... Sueltan el «absssolutamente» y ya no hay duda de que son culpables. ¿Habrán contratado todos al mismo asesor de imagen para que les dicte lo que tienen que decir? Es que no me lo explico. El «absssolutamente falso» es al corrupto, lo que el «me llama mucho la atención» es al periodista tertuliano: muletillas que se repiten hasta la saciedad para salir del paso hasta que venga la inspiración. Señores investigados: cambien el chip si no quieren perder su ya escasa credibilidad; no utilicen vocablos tan manidos, que además de hacerles parecer culpables, aburren al personal de tanto oírles hablar en modo bucle. Sean originales, corruptos sí... pero con copyright; que no hay nada más triste que plagiar las expresiones de otro corrupto. Y si vas a copiar? al menos copia al empollón de la clase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine