En corto

Ordalía de la urna

10.05.2016 | 05:00

Quizás haya sido siempre parecido, pero no es banal que se exprese ahora casi como plan, como programa. En otros dominios estaba claro: al entrenador le vuelan la cabeza si el equipo pierde más partidos de los que le toca perder, o no consigue título (esto si juega en la liga de los ricos). El alto ejecutivo salta si se repiten números rojos en las cuentas. O, más abajo, el jefe de oficina es trasladado si incumple presupuestos. Pero en política se cuidaban más las formas, tal vez por pensar que un buen trabajo es siempre a largo plazo, pues la siembra de las nuevas ideas de un líder no da fruto en las primeras cosechas. En todo caso los liderazgos de usar y tirar eran más propios de la derecha. Desde que en lugar de sembrar ideas se lanzan productos de campaña, un líder sigue la suerte de ésta. En la rueda tras el 26-J Sánchez cantará victoria (mejorar resultados) o cantará dimisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine