Perdidos y encontrados

Señor 26 J

¿A quién refuerza más entre los suyos el acuerdo preelectoral Podemos-IU, a Pablo o a Alberto?

12.05.2016 | 05:00

Dónde quedará el PSOE tras la decisión de Podemos e IU (y EQUO) de presentarse como coalición a las próximas elecciones anticipadas del 26 de junio? ¿Hasta qué punto el PP puede respirar, beneficiado por la opción de voto útil de centro derecha que propicia la tensión del arco electoral que ese pacto supone? ¿Sumarán de verdad sus votos, en las urnas, Podemos e IU con esta decisión? ¿O habrá electores no necesariamente de izquierdas que votaron a Podemos como herramienta de regeneración del sistema que ahora no lo voten o que ahora no voten?

¿Ciudadanos saldrá beneficiado, como todo parece indicar? Si fuera así, ¿cuánto será capaz de captar de ese voto útil que buscará que no gobierne Podemos pero que ya no votará al PP?

¿Pactarán tras las elecciones quienes puedan hacerlo? Esta vez parece que no tendrán más remedio que hacerlo. Pero, ¿cómo y cómo les afectará a quienes pacten?

Si las próximas elecciones suman lo suficiente para pactar PP y C´s –lo que no parece nada claro a priori–, ¿un reforzado Rivera pondrá como condición, para dejar gobernar al PP sin mayoría o para gobernar con los populares, que Rajoy dé el definitivo paso atrás (como no pocos, algunos incluso en el PP, esperan que haga)?

¿Y qué pasará con los presuntos liderazgos? ¿A quién refuerza más entre los suyos el acuerdo preelectoral Podemos-IU, a Pablo o a Alberto?
¿Pdro Snchz resistirá otro «resultado histórico» como «líder» del PSOE o perderá hasta las consonantes de su nombre, esta vez para siempre? Si los resultados fueran parecidos a los del 20 D, ¿aguantaría Sánchez un posible pacto de gobierno con Iglesias y Garzón sin perder su vulnerable protagonismo a favor de estos?

¿Si Pedro Sánchez no sale reforzado, será Susana Díaz capaz de convencer a los no convencidos en el PSOE, que no son tan pocos al otro lado de Despeñaperros, de su liderazgo social y orgánico? ¿Hay alguien más para liderar un PSOE cada vez más sentado al que le tiembla la silla?

¿Y el PP?... Si el PP tiene un banquillo innegable, ¿por qué parece que no haya alguien claramente adecuado, o mejor, adecuada, para «suceder» a Rajoy?

¿Podrá alguna vez Ciudadanos ocupar el sitio del PP en el electorado? ¿y Podemos el del PSOE? Si no fuera así, ¿el suelo electoral del PP y del PSOE seguirá siendo tan firme que terminará por readecuar el bipartidismo, situando a C´s y a Podemos donde hoy está IU –excepto por cierta potencia mediática de Alberto Garzón–, en un papel de eternos segundones con techo de cristal?

Quienes nos sentimos concernidos como ciudadanos con la política, a pesar de la contaminación partidista de las instituciones que ha llegado a asfixiar la democracia, y quienes escribimos sobre ella, nos hacemos éstas y otras preguntas. Aún a sabiendas de que sólo el señor 26 J las responderá de verdad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine