En corto

La insumisión no tiene edad

07.06.2016 | 05:00

Aunque el imperio de lo "políticamente correcto" a veces parezca una censura (y lo es), e incluso una dictadura moral (y puede serlo), hasta las sociedades más liberales precisan pautas de conducta comúnmente aceptadas que se deben respetar. El problema surge cuando lo "políticamente correcto" no afecta sólo a lo que hacemos o decimos, sino que se impone incluso a nuestro modo de pensar, cuya fertilidad es función de la libertad en que se mueva. Para evitar que lo "políticamente correcto" nos llegue al mismísimo cerebro hay ciertos antídotos y cortafuegos, y uno de ellos puede ser la lectura de "Un largo sábado", un diálogo con George Steiner en el que este intelectual judío de 87 años se despacha con el juvenil desparpajo que sólo es posible a esa edad sobre las potencias de la mujer, la vanguardia artística, el judaísmo, el nazismo, el sexo o, sin ir más lejos, la creencia en Dios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine