Cartas al director

09.06.2016 | 05:00

Vivir como reyes
Como ya sospechábamos, «Los papeles de La Castellana» prueban que los familiares más cercanos a los monarcas de turno viven como reyes, a costa de los ciudadanos, con maniobras financieras (ya menos) ocultas. ¿Qué de extraño tiene esa conducta, digamos, poco ejemplar, si hasta los tan opíparamente reinantes han disfrutado demasiado así hasta de bienes testamentarios, por no hablar de otras !Fortunas! que echan humo y con las que han saludo lujosamente a flote? Más aún, los reyes actuales bendicen que hagan lo mismo hasta amiguetes no biológicamente ligados a ellos, como López Madrid, despreciando las críticas a unas tarjetas de (des) crédito, literalmente «black». Ya hace más de un siglo, en una de sus famosas biografías, Stephan Zweig constataba que si «Todos los reyes roban, los Borbones se pasan». Mirando el lado positivo, todo esto prueba, entre otras cosas, la pureza, la legitimidad dinástica de sus actuales descendientes.
Martín Sagrera
Málaga

El mes de junio y sus fiestas
El que no sabe es como el que no ve. Y qué verdad que es ¿Qué sabrá don todopoderoso de las cosas que no se consiguen a base de dinero? Ni se lo imagina. Por el contrario, su antagonista, sí está informado de que, en esas delimitaciones, la competencia desleal y la traición es la moneda de cambio.

Aunque en épocas electoralistas, los de arriba intenten mezclarse con los de abajo, da igual. Una vez escrutados los votos y conseguidos los objetivos que amparan la legalidad, «? vuelve el rico a su riqueza, el pobre a su pobreza, el señor cura a sus misas y el avaro a las divisas». He aprovechado el mes de junio, y la canción «Fiesta» de Serrat, porque me parece oportuno.
Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte
Málaga


La tierra habla
Con la amenaza de las nuevas elecciones, nuestros partidos políticos se enlazan en cruentas disputas y debates, no para opinar sobre las propuestas electorales que propone cada uno, sino para dejar claro que el resto de partidos, sean los que sean, siempre son peor. Y mientras todos ellos luchan en el barro para ver quien consigue el título de «Partido del cambio», todos ellos parecen haber ignorado un problema cada vez mas grave. Debido a las temperaturas crecientes de nuestro planeta, provocadas por el cambio climático, la NASA anuncia que el 2016 será el año mas caluroso de la historia.

Este es un problema que afecta a todos los países, por igual, pero sin embargo, rebajar el numero de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, no parece estar presente en las propuestas electorales de ningún partido. Todos deberíamos de concienciarnos con este problema, pues solo tenemos un planeta y una oportunidad para cuidarlo, y sin planeta, no hay ni vida, ni arte, ni fútbol, ni mucho menos política.
Cristina Castro
Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine