El palique

Brexit y bacon

Queremos que los británicos se queden en la UE, que no se quiebre la Unión. Queremos sus libras y los pubs también

14.06.2016 | 05:00

El día 23 el Reino Unido celebrará un referéndum para decidir si sale o no de la Unión Europea. Habrá que ver si The Times repite el celebérrimo (¿y apócrifo?) titular de aquella ocasión en el siglo XX en la que un tormentón azotó el Canal de la Mancha y cortó todo tráfico: «El continente está aislado». Es más fácil que el Reino Unido salga de Europa que un inglés salga de algunos de nuestros pubs. Los abrevaderos británicos de la Costa del Sol o Alicante, Valencia o la Costa Brava, entre otros muchos lugares, son benditos trozos de Albión en nuestro solar patrio. Ahí no se contempla el brexit. Los ingleses quieren salir de la UE pero no de nuestros hospitales, pertenecientes a un sistema sanitario mejor que el de ellos. Que tal vez lo es por no tener que atender gente que lo fríe todo con mantequilla o desayuna un quintal de bacon. A estas horas hay un columnista inglés despotricando de los españoles por desayunar todos los días harina frita. O sea, churros. Se ve que el tal columnista y yo mismo, por lo escrito anteriormente, en realidad de lo que nos alimentamos es de tópicos. Los tópicos a veces están muy buenos. Yo cuando veo un tópico apetecible le unto un poco de ketchup y me lo zampo con un chato de vino. En ocasiones no puedo alcanzar el tópico porque va volando. Como no suelo ir con escopeta para abatirlo, lo sigo con la mirada por ver si se cansa y acaba en mi bolsillo y así puedo utilizarlo en el ascensor, en un taxi o en la cola del súper. Los tópicos siempre son muy socorridos para eso. No sabes de que hablar con la vecina que se te ha acoplado en el elevador y sacas un tópico y todos tan felices. Una vez de adolescente llegué con un tópico a casa a las dos y cuarto de la mañana, en lugar de llegar con un tablón o una kurda o merluza o una moza. Lo dejé en el salón y ahí estuvo años repatingado en el sofá: los jóvenes os levantáis muy tarde.

Los escoceses no son tan partidarios de salir de Europa. Hasta tal punto de que han advertido de que si el Reino Unido opta por la salida ellos pedirán la entrada. Los galeses están más concentrados en Bale y la Eurocopa, donde participan por primera vez. Con no salirse de la competición les basta.

Los posibles efectos del brexit ya se están dejando notar y hay una recesión de inversiones en la Costa del Sol, una prudencia. La libra se puede devaluar y comprar y venir de vacaciones aquí puede resultar más caro para los que se convertirían en extranjeros puros. Aquí somos muy simpatizantes del Reino Unido. Queremos la fraternidad y unidad con ellos. Y sus libras. Estamos incluso dispuestos a incluir el bacon en nuestra dieta. Europa como concepto y proyecto político (la geografía nadie la puede alterar) perdería esencia sin los inventores de la minifalda, el fútbol y la ginebra ¿estaremos todos muy pendientes del referéndum? Yes. Pero salga lo que salga habrá que aceptarlo y analizar lo sucedido sin tópicos. Vamos, lo típico. Y con bacon.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine