Sol y sombra

Catalán en la intimidad

22.07.2016 | 05:00

El respaldo al PP de los diez diputados nacionalistas anónimos marca el inicio de una legislatura algo desconcertante. ¿Quiere ello decir que el catalán en la intimidad vuelve a ser el idioma de alcoba entre el Gobierno y el nuevo Partit Demòcrata Català? Probablemente. Ciudadanos ha amenazado con votar en contra de Rajoy en el caso de un pacto con los partidos que tienen como objetivo separarse de España.

La política, ya se sabe, hace extraños compañeros de cama, y del mismo modo que los nacionalistas se han acercado al Partido Popular para poder obtener un grupo propio en el Congreso y conseguir a cambio de su apoyo tres millones de euros, Albert Rivera puede encontrar en la extravagante colaboración recién inaugurada una estupenda excusa para seguir apretando al PP antes de admitir que a Ciudadanos no le queda otra que facilitar la investidura de Rajoy, no sólo absteniéndose sino votando a favor.

El presidente del Gobierno en funciones reparte cartas y aguarda los movimientos de los adversarios sin entrar a valorar la viga en el ojo propio. Es decir, ¿puede la derecha ponerse de acuerdo con los nacionalistas sin cargar con el estigma del secesionismo y la izquierda no? Otra pregunta ¿no es el mismo nacionalismo que anteayer animaba a Pedro Sánchez para dar el paso adelante y presentarse a la investidura? ¿O el que mañana mismo puede volver a animarlo?

En cualquier caso mientras más opositores vayan saliendo del limbo más posibilidades tienen los socialistas de permanecer en él sin tener que movilizar una abstención que garantice no ir a nuevas elecciones. Hay más de una vía y un centenar de disparates en el horizonte inmediato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine