La señal

Amores tardíos

24.07.2016 | 05:00

Que te sorprenda un golpe de Estado en un viaje oficial es tener suerte. Pues es la que han disfrutado Bendodo y compañía en Estambul. No solo celebraron los dólmenes de Antequera como Patrimonio Mundial de la Unesco, es que los expedicionarios oían los vuelos rasantes de los cazas y el tableteo de las metralletas en las inmediaciones del hotel. ¡Qué emocionante! Si uno se pudiera enterar antes de viajar si hay un golpe€ el turismo se incrementaría en aquellos destinos. Y después el recibimiento en el aeropuerto€ Bendodo es un hombre que tiene baraka. Por lo demás, aquí seguimos enredados con La Mundial. Hace falta ser cateto para pretender que esa pensión de mala muerte en Hoyo de Esparteros sea un BIC. No es ya una cuestión de ignorancia, La Mundial es un asunto político e ideológico que enfrenta dos mundos, el de la libertad de empresa y la modernidad y el del tiempo viejo. Por eso, Zorrilla se hace la foto con los suyos en la Ciudad de la Justicia como el combatiente en el campo de batalla antes de. Muerte de un miliciano se llamó esa foto que inmortalizó Robert Capa. Pues aquella España fue la que perdió la guerra, aunque quizá ahora la esté ganando, por eso hay que jugar este partido. Yo estoy con Pomares, La Mundial no es La Catedral. Pero qué maravilla la exposición de Chagall, la última que visité de él fue en el Museo de Arte Moderno de San Francisco. Siempre me gustó este judío y sus escenas de la Biblia llenas de recuerdos de la infancia. En cambio, Celia Villalobos dice que no ha sido apartada de la Mesa del Congreso y mandada al gallinero, sino que ella es así de generosa. Te quiero, Celia, personas como tú son las que necesita España, no Rajoy, que no quiere irse. Ni yo tampoco del Doble W en calle Císter, donde almuerzo con Juan Luis Valenzuela, director de la TV municipal de Torremolinos, pero como el camarero se planta delante pues nos vamos. Por eso, celebró que la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi edite su Manual de Buenas Prácticas, en el que detalla cómo comportarse frente al volante: no hablar de fútbol ni de política, no comer, beber, masticar chicle, ni fumar€ muy loables estos consejos, pero sería mejor que los taxistas, como los camareros y todos los que tenemos trato con el público, incluidos los políticos, hiciéramos un curso de cortesía, España necesita mejores modales. Fíjense cómo el círculo Podemos de Vallecas explica que el acto terrorista de Niza «fue un accidente de tráfico instrumentalizado mediáticamente como ataque terrorista para infundir miedo», yo sí que tengo miedo de estos individuos, pero mucho miedo. Como contrapunto, una historia a la vez bella y terrible la del libro de meditaciones del beato Juan Duarte, torturado hasta la muerte en Álora en 1936. Ahora el manuscrito llega al superior del seminario de Málaga. «Yo os perdono y pido que Dios os perdone», dijo antes de morir.

Y ahora sabemos que el ex alcalde de Barcelona, Trias, le pagaba un sueldo a Colau como activista, o sea que alimentaba a la antisistema, se lo tenían que comer los tigres. Me gusta mucho más que Colau, que no me gusta nada, Victoria Ordoñez que trabaja un mountain wine único de hace más de doscientos años, un seco de Pedro Ximénez de los Montes de Málaga que gustaba mucho a los británicos. Sedella y Laderas de Sedella también repiten en la lista de Robert Parker y así el enólogo Lauren Rosillo ingresa en el selecto club de los elegidos. Un buen vino, un beato, un poeta€ el amor de Antonio Machado por su Guiomar, un amor imposible, amor tardío, como los grandes amores que irrumpen en nuestro pecho para quedarse. Quizá Guiomar fuera Pilar Valderrama€ estaba casada, vivía en Madrid, él daba clases en Segovia, la guerra, el exilio, la separación para siempre, ¡cuánto la quería!€ Por eso traigo aquí a Gaspar Gil Polo, que antes de que terminara el XVI, escribió:

Con la alma del soberbio y elevado
tan áspero es Amor y vengativo,
que quien sin él presume de estar vivo,
por él con muerte queda atormentado.
Amor, que a ser cautivo me condenas,
Amor, que enciendes fuegos tan mortales,
tú que mi vida afliges y maltratas:
maldigo desde ahora tus cadenas,
tus llamas y tus flechas, con las cuales
me prendes, me consumes y me matas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine