Cartas al director

24.07.2016 | 05:00

Medidas antiterroristas, por Juan José Ramos López
Cómo es posible que tras casi 40 años de Democracia perduren en Málaga barriadas, calles, plazas, etc., con los nombres de quienes de una forma u otra se sumaron a la rebelión del 18 de julio de 1936, lucharon a favor de «los nacionales» o se distinguieron por sus «servicios al Régimen» (léase «depuración» y «reeducación»)? O han sabido «vendernos la burra» muy bien o en el período 1936-1975 se encargaron de sembrar el miedo de tal forma que sólo el pensar en protestar hace que nos den escalofríos. ¿Por qué en el Año de Gracia de Nuestro Señor de 2016 se siguen celebrando misas en honor del dictador y actos anuales que ensalzan (cuando no la glorifican) la rebelión llevada a cabo por militares fascistas, caciques y grandes fortunas, apoyadas y bendecidas por la Santa Madre Iglesia Católica? ¿Existen en Alemania e Italia barriadas, calles, bloques, plazas, parques o jardines en honor de Hitler, Mussolini o sus sicarios? Ya va siendo hora de que el Gobierno deje de alardear del «sistema democrático y de libertades» que nos dimos (?) en 1978 y vaya aplicando la una y las otras.  ¿Y qué opina Su Majestad, el Jefe del Estado, de todo esto?

Vacaciones para Rajoy, por Luís Serrano Rubio
¿Todavía hay quien se preocupa por Rajoy. Es cierto que tres de cada cuatro encuestados afirman que nunca votarían al PP, y que dentro del mismo partido le crecen los enanos. Pero me han dicho que cerca de su sede ha aparecido una pintada: «Vacaciones para Rajoy. Un descanso para todos», defendiendo, pues, sus derechos humanos. Será obra de alguno  de sus fieles o, mucho menos verosímil, de algún cristiano que ame hasta a sus enemigos, si queda alguno en un país donde sus obispos bendecían a los cruzados que fusilaban a mansalva a sus adversarios, como recordamos estos días de julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine