En corto

Respeto de dos direcciones

29.07.2016 | 05:00

El debate entre multiculturalismo y supremacismo cultural, que suelen asociarse respectivamente a izquierda y derecha, se agria ante acciones como las del Estado Islámico, pero debería ser reconducido por unos y por otros, para evitar que fracture aún más la sociedad. Nada que se parezca, ni remotamente, a una conversión religiosa o cultural, puede ser impuesto a las minorías, y en los peores momentos es cuando debe afirmarse el derecho de estas a sus creencias, prácticas y costumbres. Ahora bien, ese respeto debe ser correspondido por dichas minorías con una actitud de tolerancia y respeto recíproca, cuyo contrario es el fanatismo. La siembra de cualquier fundamentalismo, que es el origen del fanatismo, y este caldo de cultivo del terrorismo, debería ser perseguida sin complejos, en nombre de la democracia. Cuanto antes se de con el punto en esta cuestión mejor será para todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine