Tierra de nadie

Pelos de punta

08.08.2016 | 05:00

En Japón existe una clasificación de Empresas Negras, que son aquellas en las que más empleados se suicidan al año por un exceso de presión laboral. Aquí, en Europa, no. Aquí hemos tenido France Telecom, que ahora se llama Orange y cuyos cimientos podrían haberse construido con los huesos de los empleados que se quitaron la vida solo entre 2007 y 2009 (más de treinta). Significa que la gente se pega un tiro en la boca por no tener trabajo y por tenerlo, es decir, por una cosa y la contraria. Nuestra ministra de Trabajo, con estos datos en la mano y dada como es al análisis profundo, tacharía a los trabajadores de caprichosos, de no saber lo que quieren, pero lo cierto es que desde la puesta en marcha de la Reforma Laboral, y tal como dice la canción de Viglieti, «me matan si no trabajo y si trabajo me matan, siempre me matan, me matan, ay, siempre me matan».

El modelo está claro: un ejército de parados haciendo cola a la puerta de las empresas, y unos salarios de mera subsistencia, completados con la ayuda parroquial o de la Cruz Roja. La pobreza estructural como fuente del crecimiento (¿del crecimiento de quién?). De ahí que la economía vaya bien como aseguran las autoridades. Va bien desde un punto de vista manchesteriano del siglo XIX, que ahora mismo es el punto de vista dominante. En resumen; que la Reforma Laboral funciona para los fines para los que fue concebida. Ya lo dijo el listo de Díaz Ferrán: Hay que trabajar más y cobrar menos. Ahora está en la cárcel, aunque no por predicar el catecismo económico de Rajoy. Pobre.

Urge copiar la iniciativa nipona y crear también entre nosotros un ranking de Empresas Negras. En Japón se le ocurrió a un grupo de periodistas; aquí deberían llevarlo a cabo los sindicatos. Ya que son incapaces de evitar los abusos de los que tenemos noticia un día sí y otro también, podrían al menos denunciarlos. No tienen más que crear un apartado de correos al que los camareros y camareras de este país remitan un relato su agosto laboral. Algunos ya lo han hecho en la radio y te ponen los pelos de punta. Decimos camareros y camareras porque son los trabajos más comunes. Eso forma parte del modelo de crecimiento elegido. El I+D es un asunto de nenazas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine