Artículos de broma

A mordiscos con el metal

16.08.2016 | 01:29

Aunque hoy no toca, Rafa Nadal fue quien puso de moda el mordisco a los trofeos. Ahora hay gente que muerde los diplomas y en estos días olímpicos otros deportistas remedan el «simpático gesto», como repiten los cronistas. El «simpático gesto» estaba olvidado pero en las ficciones de mi infancia era cosa de piratas en color, de pícaros en blanco y negro y de graciosos de cine mudo y venía de cuando se falsificaban las monedas de plata imitándolas en plomo, un metal flexible, que doblaba al morder. El «simpático gesto» era un gesto de desconfianza, actitud que marida mal con la simpatía.

Lo que lo hace simpático el gesto es que se trata de una desconfianza en broma de los deportistas hacia la organización. Los deportistas aceptan muy bien la organización, es decir el orden establecido, y tragan un montón de compromisos nacionales e internacionales con protocolo de Estado. Si no fuera zumbón, el gesto de los deportistas sería tan desconfiado hacia la organización como lo son los controles antidopaje por sorpresa que hace la organización a los deportistas para asegurarse de que las victorias son verdaderas, de que el oro es oro.
Los controles de drogas tienen tanto de mordisco que se les llama «el vampiro». Me gusta pensar que organización y deportistas se dan mordiscos en el esfuerzo y se los devuelven en el premio. Los deportistas saben que en los trofeos y medallas no es oro todo lo que reluce. La medalla olímpica de oro está hecha de un 92,5% de plata y sólo tiene un 1,34% de oro. La de plata tiene un 92,5% de plata y 7,5% de cobre. El bronce es una aleación de cobre y estaño y las proporciones de la medalla son compone de un 97% de cobre, un 2,5% de zinc y un 0,5% de estaño. En plata, la medalla de oro es de plata; la de plata, de plata y la de bronce, de cobre y zinc. La medalla de oro es mentira pero no la rechazan porque el oro no está en el oro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine