La señal

El misterio del CAC

21.08.2016 | 05:00

Al igual que en la vida de una persona hay un momento en el que ésta se manifiesta en toda su crudeza -con las grandezas y miserias de las que somos capaces-, así en la historia de una nación también llega el día en el que todos sus velos se desploman y queda al descubierto el desnudo celosamente guardado. Pues esto pasa ahora con la crisis político institucional que padece España y que se exhibe como un espectáculo obsceno a propios y extraños, aflora la falta de valores, de educación, de pudor democrático€ como en la Feria, vamos, luce más la necesidad que otra cosa.

Sin placas de rayos X, ni resonancias magnéticas o cualquier otra técnica de radiodiagnóstico, se aprecia claramente la metástasis que invade al enfermo. Pero ignorance is bliss, la ignorancia es la felicidad. También se nos ha ido Kenny Baker, ese alguien dentro de R2-D2 en La guerra de las galaxias. Y la familia del niño pintor pide que se le dé por muerto tras 29 años desaparecido. Cuando aquello pasó visité a la madre, dejaba la puerta de casa abierta por si regresaba. Se siguieron muchas pistas desde que se le vio por última vez en aquella parada de autobús -era el 6 de abril de 1987-, una llevaría hasta una habitación del Málaga Palacio y una servilleta de papel arrugada. Aquel extranjero, ya mayor, se perdió poco después en Marruecos. Pero tampoco sirvió de nada. Descanse en paz David Guerrero.

Veo las cosas de otro modo con solo alejarme hasta Sevilla, desde el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo en la isla de la Cartuja, paseando en compañía de Anna Bella Geiger y Haris Epaminonda. Aunque fuera caen goterones de plomo fundido. Por cierto, que me muestran las imágenes de Facebook en las que Fernando Francés, director del CAC, se ríe feliz este verano y me susurra ella que no conoce a nadie en Málaga como él, la miro y nos reímos, ¿apostará Francisco de la Torre por él, ahora que toca renovar la explotación, como hizo en su momento contra Unicaja? No se entendería, como no se entendió ayer.

En Madrid sí se renuevan y solo se cobra el 1,6 por ciento de las multas por botellón. Los podemitas no quieren enfrentarse a los suyos, que ahogan en alcohol la desesperanza. Carmena, mientras tanto, corrige su error y acude a las fiestas de la Paloma como si lo hubiera pensado mejor. Lo que pasa es que hay cosas que no se pueden ocultar mucho tiempo, por eso Alberto Garzón elogia al dictador cubano en su 90 cumpleaños, este amigo del liberticida no puede desapegarse de su icono caribeño, igual que sus socios no pueden ocultar por más tiempo que la violencia se recrudece en Caracas con más de 500 asesinatos solo en el mes de julio. Este es el modelo que nos tienen preparado en forma de puzle. Bueno, no solo, también Rosario Murillo, la primera dama nicaragüense, se coloca en la línea de sucesión tras su marido Daniel Ortega, un sandinista corrupto hasta las cachas. Y varias integrantes del Círculo Joven de Madrid denuncian a cuatro compañeros de Podemos por agresiones sexuales y acoso.

Aquí en la Feria malagueña el alcalde cae seducido por la propaganda de Isabel (con i latina) Torralbo. No es No. Si al final la derecha termina haciendo lo que quiere la izquierda hasta resultar confundible. No se atreve el PP con la revolución cultural que un día podría cambiar el panorama nacional.

Hombre, condenan a la ex jefa de la Policía Local de Villanueva del Trabuco por maltratar al exalcalde, esto sí que es noticia. Si al final todo se descubre.

Degas escondió la imagen de una modelo tras el Retrato de una mujer y ahora sale a la luz. Pero todo cuesta tanto... ¿Y ahora qué hacemos si son detenidos en Austria nueve asilados de Irak por violación?, ¿seguimos ocultando los hechos como tantos otros? Sus peores enemigos son ellos mismos.

En cambio, Leonard Cohen se despide de su musa, Marianne Ihlen, fallecida de leucemia, pensaba en ella cando compuso So Long Marianne; en su última carta le decía «todo el amor; te veré por el camino».

Vuelvo a Lope:
A mis soledades voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.
No sé que tiene el aldea
donde vivo y donde muero,
que con venir de mí mismo,
no puedo venir más lejos.

cima@cimamalaga.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine