Barra libre

Telefónica quiere que Facebook pague

11.09.2016 | 05:00

Si algo es gratis, es que tú eres el producto». La frase es de José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y la pronunció en el XXX Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la patronal Ametic. En esa reunión anual, Álvarez-Pallete anunció que Telefónica está creando una plataforma tecnológica para que sus abonados conozcan toda la información que sobre ellos están aportando a compañías de internet como Facebook, Twitter, Google o Spotify y puedan tener la posibilidad de bloquearla o exigir una recompensa por utilizarla, ya sea en forma de dinero o de servicios añadidos. En suma, que esos gigantes de internet paguen por la materia prima de su gran negocio: los datos personales. Otras compañías de telecomunicaciones, como Vodafone, también trabajan en fórmulas similares para que los clientes tengan la posibilidad de elegir, pero en este caso Telefónica va por delante. Pretende ofrecer su nueva herramienta en 2017. Ya está perfilando el panel que ofrecerá información en tiempo real de los datos y de su valor.

Telefónica –que tiene más información de sus usuarios que cualquier empresa de internet y que asegura que no la vende–, afirma que con la nueva herramienta trata de fidelizar clientela. También hacer frente a servicios «gratuitos» como el de WhatsApp, que desde febrero de 2014, y tras el pago de 19.000 millones de dólares, está en manos de Facebook, compañía que acaba de forzar un cambio en la política de privacidad de la red de mensajería instantánea para facilitar la transferencia de datos de sus usuarios, para conocer más sobre quienes son nuestros amigos, nuestros intereses, aficiones o miserias.

Con su nueva plataforma, Telefónica también recrudece la batalla que mantienen las operadoras de telecomunicaciones con las firmas nativas de la red, las conocidas como OTT (Over de top), compañías como Google o Facebook a las que desde hace años han reclamado un canon por usar las redes que permiten la navegación por internet y cuyo alto coste corre a cargo exclusivamente de las telecos. Ya que no pagan por la red, Telefónica parece que quiere que al menos paguen por explotarla, por monetizar esa huella digital que todos los días vamos dejando en los buscadores de internet, en las redes sociales y al realizar cualquier operación digital y que nos convierte en un producto en manos de los científicos de datos, del cada vez más poderoso «big data».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine