En corto

Daño colateral muy principal

23.09.2016 | 01:36

En una esquina de Hyde Park, en Londres, los oradores espontáneos suben a una banqueta y sueltan su mitin sobre cualquier cosa, sin que falte público. Algo así es lo que ha hecho el Rey al clamar ante la Asamblea de la ONU, pero con la vista en España, por el diálogo para superar los bloqueos políticos. Injustamente, la institución más dañada por la parálisis puede acabar siendo la Corona, al esfumarse el poder moderador que se le supone y es la principal justificación de su existencia. Los partidos que quieran evitar que eso ocurra podrían ir pensando en algo, por ejemplo en la figura del mediador Real, una persona de prestigio social indiscutible a la que el Rey encargue lo que él no puede hacer: acercar a las partes, hacer que al menos se hablen, averiguar qué quieren, atar algunos cabos. Esto no es Inglaterra: si la Corona no tiene ningún oficio real debajo se irá viniendo abajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JAVIER MURIEL NAVARRETE

Se muere

En los campos del pueblo de Istán se alza cansado y señorial un castaño imponente que ahora...

 
 

JOSÉ LUIS ORTÍN

Madrid justito, Barça romo y Simeone

Porque sin gol no hay nada. Y tampoco sin liderazgo. Quizá sea el...

 
 

La confusión

Habían cambiado mi foto de mi columna y ahora todos me confundían con otro. Célebre y mejor...

 
 

IGNACIO HERNÁNDEZ

De fuego y agua

Mientras el norte de España arde de forma ambivalente y despiadada de levante a poniente...

 
 

Cartas al director

'La España de Las Españas', por Cristina CastroNadie entiende nuestro...

 
 

GUILLERMO GARCÍA-ALCALDE

La mentirosa posverdad de media Cataluña

Por desgracia, los últimos episodios del independentismo catalán...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine