La señal

Saga y fuga de un alcalde

25.09.2016 | 05:00

Podría pensarse que en tan poco tiempo desde su aparición en el teatro nacional no es posible hacerse una idea de la verdadera naturaleza de Podemos pero, precisamente, ése es uno de sus grandes méritos, en un suspiro la sucesión de connivencias con terroristas como Otegui, o tiranos como Maduro, su financiación opaca, la violencia verbal contra la mujer (Pablo Iglesias versus Mariló Montero), las incompatibilidades burladas (Monedero en la Complutense), los paripés académicos (Errejón en la UMA), la contratación ilegal y el fraude a la Seguridad Social (Echenique), la dialéctica de los puños (Andrés Bódalo o los izquierdistas de Moratalaz a la «caza del pijo», entre otros), el acoso sexual (Circulo Joven de Madrid), su no al pacto antiyihadista, los pucherazos en primarias (Valencia et al), los tuits nazis€ ¡Qué velocidad de Fórmula 1! Sin principios se puede llegar lejos pero ¿en qué dirección?

Después, algunos se llevan sorpresas como que las balanzas fiscales que acaba de publicar Hacienda presenten una solidaridad de Madrid respecto a las demás regiones que es el doble de la catalana. Unos rompen desde dentro, implosión, y otros desde fuera, explosión. Y los yihadistas callados, más allá de algunos doctrinarios detenidos, ¿imaginan por qué? Paesa, un cara dura con éxito, de esto no sabe nada, Roldán y Natasha desde Zaragoza tampoco, entonces gobernaba González, pero ¿ahora quién gobierna?

El caso es que sabíamos y ahora nos lo confirma la revista Open Heart que un desengaño amoroso o la muerte de un ser querido rompen el corazón y pueden causar nuestro tránsito al más allá. El 57% de las personas de menos de 60 años pueden fallecer por una fibrilación auricular, y ésta es la arritmia cardiaca más frecuente en el mundo occidental. Y, con el corazón partido, leo una interesante entrevista con Christina Hoff Sommers, académica y filósofa, que denuncia cómo la inmensa mayoría de los estudios de género enfocan la masculinidad como una patología que necesita cura y culpan de la mayoría de los males de la sociedad a los hombres y al patriarcado. Claro, si estas mujeres tratan a sus padres, hermanos o hijos como el enemigo no sorprende que las que necesiten cura sean ellas mismas. Así, la tercera ola del feminismo se construye con mentiras, asevera Christina.

Hablo de estos desatinos en Los Patios de Beatas con Manuel Sánchez Benedito, que me ofrece su tarjeta, sin móvil ni correo, y no quiere que nadie le cambie, y con Julián Sanjuán, hijo de Carlos Sanjuán, otrora todopoderoso del PSOE andaluz, y nos atiende perfectamente Anuar, allí está Mabel, María Eugenia€, volveremos, como McArthur.

Pero el gozo debe acompañarse del negocio y eso es lo que transmite Manuel Molina Lozano, un malagueño que vino a nacer aquí porque sus padres se empeñaron y hoy preside TSS Group, la mayor red de agencias de viajes germana. Ve el futuro y no tiene poderes paranormales, empresario, trabajador incansable, acaba de inaugurar la cátedra de Innovación Turística en la UMA que lleva su nombre. Utiliza un término, el de Inteligencia turística, que se va poniendo de moda y cita un estudio de dos profesores de la London School of Economics publicado a principios de año, el aumento de la capacidad de investigación de una universidad en una región eleva el PIB de ésta.

Mientras tanto, se conocen los desaparecidos –no los parlamentarios de esta legislatura–, 1.270 personas se buscan activamente en España, y Diana Quer es solo una. País de desaparecidos, aunque todos vamos a desaparecer un día.

Por último, atiendan, en terminología de caza con arco hay quienes están al rececho, a la espera o aguardo€ pero el carcaj con las flechas de Francisco de la Torre asombra por sus nombramientos. El foco de luz se posa en Carlos Conde, un hombre interesante no solo para Ciudadanos, pero€ ¿no es de Bendodo?, ¿no es el intelectual del grupo? De la Torre siempre sorprende. El jueves le preguntaré a Gregorio Marañón Bertrán de Lis que hablará en Málaga a instancias de San Telmo. Lope de Vega me dice quedo:

¡Oh libertad preciosa,
no comparada al oro,
ni al bien mayor de la espaciosa Tierra,
más rica y más gozosa
que el precioso tesoro
que el mar del sur entre su nácar cierra;
con armas, sangre y guerra,
con las villas y famas,
conquistada en el mundo;
paz dulce, amor profundo,
que el mar apartas y a tu bien nos llamas (€)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine