La señal

Sánchez viaja al espacio

01.10.2016 | 23:34

La verdad es que ocurren por aquí fenómenos paranormales, que Pedro Marín Cots, gestor del OMAU le pida al alcalde de Málaga, que es su jefe, mayor transparencia resulta cuanto menos extraño, y como no le tiran de las orejas pues sigue. Pero la verdadera batalla se libra en el campo de juego socialista –lo cual le viene muy bien a mosén Rajoy, que consigue que el foco se desplace hacia su cainita adversario. Acá abajo, la vieja guardia socialista –Linde, Ballesteros, Pendón€– se alinean con Sánchez y contra Miguel Ángel Heredia y Susana Díaz. Ya Heredia se posicionó el 27 contra Sánchez en el Grupo Parlamentario Socialista, del que es secretario general. ¡Qué tiempos más interesantes éstos que nos tocan vivir! Lo nunca visto. Un suicida atrincherado en un piso y fuera los inquilinos que quieren entrar. Pero Sánchez no sabe que ya está muerto. Se lo están diciendo pero no entiende qué le dicen.

Mientras tanto, Carmena no se puede estar quieta y estrena su radio, que costará un millón de euros al año y que contará con una partida de 630.000 euros para gastos, como las dietas a tertulianos, es decir, alfalfa para los amigos del régimen podemita. Eso unido a que Podemos lía a la Complutense en un posgrado dictado por la cúpula del partido pues prefigura lo que quieren, controlar las mentes y las conciencias. Más: el ayuntamiento presenta una guía con consejos para periodistas sobre cómo tratar la prostitución, en una clara injerencia en la labor de los profesionales, que debe ser libre y no sometida a influencias. Yo te digo, Carmena, que la prudencia y el caldo de gallina nunca hacen daño. Se me representa como Hebé de Bonafini, que está presuntamente implicada en un fraude al Estado pero el juez descarta detener a esta líder de las Madres de la Plaza de Mayo; es una especie de inmunidad que tienen algunos para delinquir y así el juez se echó atrás tras declararla en rebeldía y testificará en la sede de su asociación. La Justicia se pone de rodillas a su vera.

Fíjense en una cierta polémica que asoma. Ahora algunos reivindican la lentitud y el sosiego asociados a la lectura, con lo que no puedo estar más de acuerdo, pero contraponen esta actitud a la revolución de Amazon que ha vendido que te acerca un libro, como otros productos, en menos de dos horas. Una cosa es que leamos tranquilos y otra que si queremos tener este libro en nuestras manos cuanto antes renunciemos a ello. Dígase en todo caso que se quiere defender a las librerías a pie de calle y entonces me callo pero no enmascaren el mensaje, please.

Nos debemos relajar, por ejemplo en la bodega de los hermanos Pérez Hidalgo, de Álora, donde se produce el Vega del Geva, que acaba de aparecer en la guía Supervinos. Me encuentro a Paco, uno de ellos, muy a menudo por mi barrio, antes tuvo una pequeña escuela de hostelería en lo que hoy es la Alacena de Francis. Pero de eso ya hace mucho tiempo, hasta vivía mi querido Javier Ciézar. ¡Ay, el tiempo! Los dos infinitos de Pascal: lo infinitamente grande y lo infinitamente pequeño. Rafael Bachiller, astrónomo, dice que el homo sapiens es el medio que ha encontrado el universo para pensarse a sí mismo, es posible, aunque algunos no se piensan, prefieren que los pensemos, no usan el reflexivo. Sabemos que nuestra historia comenzó hace 13.800 millones de años y ahora Hawking se lanza a buscar vida en el espacio junto al magnate Yuri Milner en un proyecto, Starshot, que quiere enviar al espacio, al sistema Alfa Centauri –a 40 billones de kilómetros de la Tierra–, naves minúsculas con nanorobots para encontrar planetas habitados. Podríamos hablar con ellos y pedirles que se llevaran en una nave a Sánchez para dejar de una vez este mundo y a nosotros en paz, libres de su maldita soberbia. Allá en el espacio, solo, en un agradable silencio sin fin quizá descubriera los secretos de acá. Juan de Arguijo lo decía de otra manera en el XVII:

Castiga el Cielo a Tántalo inhumano,/ que en impía mesa su rigor provoca,/ medir queriendo en competencia loca/ saber divino con engaño humano,/ agua en las aguas busca, y con la mano/ el árbol fugitivo casi toca;/ huye el copioso Eridano a su boca,/y en vez de fruta toca el aire vano.

cima@cimamalaga.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine