Cartas al director

03.10.2016 | 00:59

Soy ciudadano, voto por ilusión y exijo respeto a la mayoría

 Existen problemas personales, gremiales, regionales, nacionales. Todos ellos pueden enquistarse cuando las personas se olvidan que pertenecen a una nación formada por diversas regiones y diseñadas, a su vez, por diferentes gremios.

El yo idealizado de fanatismo es el cáncer de todo político personalista y sin cuerpo.

El yo podrido por la ambición disfrazada de justicia inquisitorial, va destrozando la sociedad, la convivencia y la prosperidad.

La causa, don Pedro Sánchez, es la negación del otro, de los otros, de los demás? Es permitir, por acción u omisión, que la gangrena avance y vaya destruyendo todo el tejido social; no sólo el suyo sino el de todos los españoles.

Usted tiene buenas ideas y doce millones de españoles, también. Nunca olvide esto.

Decían los antiguos o los viejos, como algunos modernistas de forma despreciativa los llaman: «El destino lo diseña cada persona»; «No lloréis vuestra cobardía pues con ella escribisteis la historia»; «¡Luchad por vuestra nación, pues ella mejorará las regiones, enriquecerá los gremios y hará felices a los ciudadanos».
¡Nunca os creáis únicos... Detrás están los que os dan el poder!
Ángel Alonso Pachón. Málaga

Crisis en el PSOE

 Hay unos versos de Pablo Méndez que dicen: «La luz es luz/ en cualquier noche».

¿En cualquiera? No. El Partido Socialista habita, hoy, en la noche. Y no hay luz. No hay luz, pues hace tiempo ya, que los jerarcas, con alevosía y nocturnidad, decidieron comenzar un viaje al centro. Ir al centro, si no es el de la Tierra, te deja en páramo yermo. Se alejaron de la luz, de la luz natura. Creyeron que con ráfagas de linterna, atraerían al personal. Esto viene de lejos. Mucho tiempo sin luz.Y esto no es una noche cualquiera. Esto es, una noche trágica.
Francisco García Castro. Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine