En corto

Tetralema

04.10.2016 | 05:00

Siendo claro que el PSOE ya no mantendrá el «no es no», su gestión del asunto admite varias alternativas. La de menor compromiso, y mayor libertad interna (una revolución, aunque una ruptura con la tradición del partido), sería dejar a los parlamentarios libertad de voto. De no hacerlo así, puede abstenerse sin contrapartidas para facilitar el desbloqueo, pasando desde el minuto uno a la oposición, puede negociar contrapartidas sin renunciar a la oposición después, y puede propiciar unos pactos amplios al estilo de los de la Moncloa, que introduzcan reformas que compensen los efectos de futuros recortes y permitan abordar de veras la cuestión territorial. El problema vendrá de la debilidad del PSOE para poner precio al desbloqueo, al haberlo entregado de antemano y ser la presunta víctima de unas elecciones, pero, sobre todo, de las dudas de que Rajoy sepa estar de una vez a la altura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine