Málaga Solidaria

Apoyo a personas que viven en condiciones infrahumanas

14.10.2016 | 21:47

Un ´asentamiento´ es una instalación provisional en tierras no habitadas o cuyos habitantes han sido desplazados. Cruz Roja desarrolla en Málaga un proyecto para aportar una atención básica a aquellas personas que viven en asentamientos, ya sea a la intemperie o en denominados ´pisos patera´. Este proyecto se puso en marcha en los años 90 con la llegada de muchas personas originarias de África, Sudámerica y el este de Europa mayoritariamente. Personas que venían buscando trabajo en las campañas agrícolas. Los asentamientos de temporeros fueron evolucionando y cada vez son más habituales los asentamientos estables, a largo plazo, en los que ya no sólo viven hombres adultos, sino también mujeres, menores y familias completas. Málaga fue una de las primeras provincias en las que Cruz Roja implantó una intervención sistematizada en asentamientos: al principio con acciones puntuales y de emergencia como reparto de café, leche caliente, galletas y kits de higiene.

El voluntariado de Cruz Roja en Málaga sale todos los martes y jueves aportando ayuda de farmacia, vales de alimentación y productos de higiene. Los voluntarios y voluntarias ofrecen una ayuda sanitaria básica a los habitantes del asentamiento (toma de tensión y de niveles de azúcar) e informan sobre proyectos de Cruz Roja a los que pueden acogerse o cómo realizar los trámites administrativos que necesitan.
Manolo Gil, voluntario referente del proyecto, explica los diferentes tipos de asentamiento que existen: «Los asentamientos horizontales son aquellos que se establecen en campos, suelen estar alejados del centro de la ciudad, también se denominan ´chabolas´. En cambio, los asentamientos verticales son aquellas viviendas que no cumplen con las normativas básicas de salubridad. Suelen presentarse bajo la forma de pisos en mal estado o ´pisos pateras´. Un espacio restringido en el cual se reagrupan una gran cantidad de personas». Los voluntarios del proyecto se informan los unos a los otros de las instalaciones que han descubierto. La información suele pasar de un proyecto a otro, ya que Manolo Gil también es referente de otros dos: ´Intemperie´, de apoyo a personas sin hogar, y el de ´Prostitución´, que aporta material de necesidades básicas a trabajadoras del sexo.

La primera visita a un asentamiento es de reconocimiento. El voluntariado se encarga de determinar si se trata o no de un asentamiento. La diferencia puede ser a veces mucho más delicada de lo que parece. En cuanto se haya definido como asentamiento, se puede aportar ayuda a sus habitantes, en caso contrario, siempre se hallará una manera de aportar esa ayuda mínima, dirigiéndoles hacia otros proyectos de Cruz Roja en Málaga, como el de ´Ayuda urgente a personas con necesidades básicas´ o al Plan de Empleo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine