En corto

Burrada

17.10.2016 | 01:09

Leo que China está importando burros por millones y, de momento, en mi ingenuidad, lo atribuyo al afán de revitalizar emocionalmente el Imperio de Oriente, dado que, según se dice (por desdicha no tengo experiencia al efecto), es un animal con gran inteligencia emocional y cariñoso donde los haya. Pero sigo leyendo y resulta que si quieren tanto burro es para obtener una gelatina medicinal que lo cura todo y se obtiene de la piel del pobre animalito. La humanidad no sólo es cruel por naturaleza, sino que, a la hora de la explotación o el exterminio animal ni siquiera distingue, le da igual simio, burro, escorpión o crótalo. Con el burro, encima, se ha cebado siempre, usando su nombre para denotar la poca inteligencia, sólo porque a veces no se deja llevar por el amo y se planta, por palos que le de. Ahora se premia ese ejemplo ético de resistencia al poder haciendo gelatina con su piel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine