En corto

Sólo por ser mujer

18.10.2016 | 00:44

Como algún lector de este billete habrá advertido, aquí se habla a veces de política pero no se hace política. Sin embargo la regla tiene una excepción, las presidenciales USA. La razón es que en otros campos de la política tiene uno opción de intervenir, al menos echando papeleta en urna, mientras que en éste no, a pesar de lo que el resultado nos colgará del pelo. En todo caso si aquí se hace campaña descarada a favor de Hillary Clinton no es que por ser demócrata, sino por ser mujer, y mujer consecuente, es decir, al menos algo implicada en el movimiento universal para que las mujeres manden más. La idea de que haya por primera vez una mujer al frente del Imperio (y no de una de sus pedanías) es mucho más revolucionaria de lo que parece, pues el supremacismo masculino tiene en la Casa Blanca uno de sus últimos reductos-tabú, junto al Vaticano. A éste ya le llegará la hora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

MANUEL CAMPO VIDAL

Esperanza Aguirre decidió ser sorda y ciega

Si un día se rueda el «thriller» de la...

 
 

LUIS M. ALONSO

Doble juego político

La política cada vez está más pendiente del agitprop. El populismo se vale de él para extender...

 
 

Huelga de guarderías

Hubo huelga de guarderías. Tocó quedarse en casa un par de mañanas con el...

 
 

ANDRÉS MONTES

Todo muy normal

La prueba de que Podemos está en fase menguante es su logro de meter toda la calle en un...

 
 

FERNANDO ARCAS CUBERO*

El valor de las palabras

Quizá una de las tareas previas para la regeneración de la política...

 
 

JESÚS AGUADO

Libros y más libros

Los libros, qué heroicidad. Se siguen escribiendo, publicando, leyendo. Quizás...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine