En corto

Obsesionado con el 8-N

03.11.2016 | 20:21

Si el cómic vino un día al rescate de la literatura, agostada entre el costumbrismo y la intelectualidad, una versión actual sería Doctor Strange, el filme de Marvel Studios que amenaza arrasar en taquilla. No sin motivo: es magnífica en su género y encima hace guiños de complicidad a los externos. La sencilla ética del bien y el mal, el mundo de los dioses o semidioses, el ansia de inmortalidad, la voluntad de poder, la lucha constante como sentido de la vida, o la magia como mediador, beben de la temática de la mitología, y se llevan mejor, por su propio esquematismo, con la oralidad o la imagen que con la literatura, contaminada por el mundo complicador de las ideas. Confiemos en que esta nueva edad dorada del cómic no contamine a su vez la política, en una conexión taquilla-urna, pues Trump vale tanto para superhéroe (según unos) como para entidad del lado oscuro (según otros).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

LOLA CLAVERO

El estudio del artista

Entrar en el estudio de un artista es profanar un templo, pero también participar de sus ritos....

 
 

Niño, con las voces

Dos colegios de Málaga podrían ser multados por exceso de ruido. Ay, la sana algarabía...

 
 

LUIS M. ALONSO

El nuevo PSOE y la vieja rivalidad

En el PSOE se ha producido un giro significativo a la izquierda...

 
 

Cartas al director

NOMOFOBIAEs el término que los expertos han denominado al miedo a estar sin...

 
 

JORGE HERNÁNDEZ MOLLAR

El nuevo desorden mundial

Solo observar los gestos, las intemperancias y la absoluta falta de cortesía y corrección de...

 
 

JUAN JOSÉ MILLÁS

No duermo

Hay gente como Ronaldo que se puede enfadar con un país y gente que solo se puede enfadar con...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine