En corto

La pareja dispareja que nos deja

16.11.2016 | 23:51

En el anterior Gobierno las únicas notas de color las ponían los ministros salientes Margallo y Jorge Fernández, que en algo han estado a la altura, pues el de Exteriores ha sido extrovertido y parlanchín, y el de Interior introvertido y secreto (aunque cuando ha hablado o filtrado ha sabido armarla). Parece que Rajoy, además de no gustarle hablar y menos aún decir algo cuando habla, deplora que sus ministros hablen y más todavía que digan. Imagino que cada vez que leía lo que decía Margallo –alguna vez cosas sensatas– o lo que en un rapto espiritual o un apremio de conciencia se le escapaba a Jorge Fernández (ahora en nómina de maldito), le cursaba esa cólera remetida suya, que luego traslada a factura. Con la salida de los dos el Gobierno se queda sin sus extremos de alegría y tristura. Y, de paso, los que siguen o entran ya saben que en Casa Rajoy se prohíbe decir lo que se piensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

RAFAEL ESTEVE SECALL

¿Hotel-destino en el puerto? ¡Ojú!

Quienes éramos niños en los cincuenta y sesenta del pasado siglo y...

 
 

CIPRIANO TORRES

Jugando con las estrellas

En este cielo estrellado de clásicas glorias irrumpe un niñato, el cocinero David Muñoz, marido...

 
 

Susana saca músculo

El PSOE mantiene el mismo debate político que desgarra a toda la socialdemocracia europea....

 
 

DOMI DEL POSTIGO

Últimos días en Málaga

Qué vivo está el moribundo protagonista de Últimos días en La...

 
 

JOSE MARÍA DE LOMA

Felón, no marques las horas

Incluso en las regiones con amplias pulsiones secesionistas se tiene claro que el ritmo europeo...

 
 

VICENTE ALMENARA

Mezzogiorno

Rajoy dijo hasta veinte veces que el referéndum del 9N de 2014 no se celebraría y cuando se...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine