En corto

La pareja dispareja que nos deja

16.11.2016 | 23:51

En el anterior Gobierno las únicas notas de color las ponían los ministros salientes Margallo y Jorge Fernández, que en algo han estado a la altura, pues el de Exteriores ha sido extrovertido y parlanchín, y el de Interior introvertido y secreto (aunque cuando ha hablado o filtrado ha sabido armarla). Parece que Rajoy, además de no gustarle hablar y menos aún decir algo cuando habla, deplora que sus ministros hablen y más todavía que digan. Imagino que cada vez que leía lo que decía Margallo –alguna vez cosas sensatas– o lo que en un rapto espiritual o un apremio de conciencia se le escapaba a Jorge Fernández (ahora en nómina de maldito), le cursaba esa cólera remetida suya, que luego traslada a factura. Con la salida de los dos el Gobierno se queda sin sus extremos de alegría y tristura. Y, de paso, los que siguen o entran ya saben que en Casa Rajoy se prohíbe decir lo que se piensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

ALBERTO MONTERO

Alcalde, siete meses son demasiados meses

"Para evitar que las llamas causen una tragedia en Málaga es...

 
 

Sanear el turismo

Mejor así, sin ecotasa turística, sin financiación adicional para los municipios turísticos....

 
 

ALBERT CANO

Por dentro y por fuera

CÓMO LO VEN Amplia protesta contra Maduro y ¿sin alcohol, en Rusia?CNN resaltaba...

 
 

Sánchez rodeado

El líder del socialismo patrio acudirá a final de mes a clausurar el congreso del PSOE-A. Eso...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

Los hijos de Junqueras

Ese paso, muy peligroso, solo puede darse con amplio apoyo ciudadano en la calle,...

 
 

JUAN JOSÉ MILLÁS

Conviene cambiar

Hace muchos años, como en el Pleistoceno, estaba yo echando una cabezada en mi apartamento de...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine