En corto

La pareja dispareja que nos deja

16.11.2016 | 23:51

En el anterior Gobierno las únicas notas de color las ponían los ministros salientes Margallo y Jorge Fernández, que en algo han estado a la altura, pues el de Exteriores ha sido extrovertido y parlanchín, y el de Interior introvertido y secreto (aunque cuando ha hablado o filtrado ha sabido armarla). Parece que Rajoy, además de no gustarle hablar y menos aún decir algo cuando habla, deplora que sus ministros hablen y más todavía que digan. Imagino que cada vez que leía lo que decía Margallo –alguna vez cosas sensatas– o lo que en un rapto espiritual o un apremio de conciencia se le escapaba a Jorge Fernández (ahora en nómina de maldito), le cursaba esa cólera remetida suya, que luego traslada a factura. Con la salida de los dos el Gobierno se queda sin sus extremos de alegría y tristura. Y, de paso, los que siguen o entran ya saben que en Casa Rajoy se prohíbe decir lo que se piensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Hernández y Fernández

El exconcejal de Marbella se ha debido hacer una cirugía estética low cost: tiene la misma...

 
 

JUAN CARLOS BONILLA

Una vuelta agradable

El retorno a la actividad tras el verano viene de la mano del final del Eurobasket, competición...

 
 

HORACIO EICHELBAUM

Oportuna humareda

Poniendo a todos en la lista de ´corruptos´ y esparciendo ´cuestión catalana´ como ambientador,...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Profundamente dividido

Los dirigentes catalanes se comportan, cada vez que hablan, como Goebbels, el ministro de...

 
 

PEDRO DE SILVA

Peste de salvadores

Una de las peores cosas que le pueden pasar a un pueblo son los salvadores. En Birmania el...

 
 

CARLOS PÉREZ ARIZA

Educar y separar

En el informe de la educación 2016, realizado por la OCDE, España queda relativamente bien en...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine