En corto

Una pasión extraña

20.11.2016 | 00:56

Las descreencias son más complejas que las creencias. Todos los negacionismos son una forma de fe, que se enfrenta a aquello que está a la vista y en lo que todo el mundo está de acuerdo. Al negacionista del cambio climático, por ejemplo, no le importa que la temperatura esté subiendo a una velocidad que no tiene precedentes en la historia de la Tierra, ni que el consenso científico mundial lo atribuya a la acción del hombre. El tiene su fé negacionista como argumento irreductible, pues tan fé es no creer en lo que vemos como creer en lo que no vemos. Ahora bién, lo que hace compleja y distinta esta fe militante no es su irreductibilidad, sino su sentido negativo: ese negar, más que afirmar. Quizás se trate de un ejercicio secreto –hasta para el mismo sujeto– de la voluntad, que se rebela frente a las cosas-como-son, en las que ve una dictadura, una especie de super-stablishment.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JUAN JOSÉ MILLÁS

Sin vergüenza

Los que más tenían, además de dinero, y quizá por eso, disponían a su antojo de la policía, la...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Ambicioso Schroeder

Schroeder ha escandalizado a sus correligionarios al aceptar un puesto directivo en la...

 
 

PEDRO DE SILVA

En la inopia, me temo

¿Estaremos en guerra? Veo la foto de dos soldados libaneses en lucha contra el ISIS haciendo...

 
 

LUIS SÁNCHEZ-MERLO

´Imagine´

El terrorismo hoy ha pasado a ser la forma de contaminar los regímenes democráticos, con el...

 
 

CAMILO JOSÉ CELA CONDE

Libros sobrevalorados

Cortar las cabezas de los clásicos es una tarea recurrente que cada generación lleva a cabo...

 
 

CARLOS PÉREZ ARIZA

Terroristas jóvenes

Un imán es más que suficiente para ofrecer el cielo redentor en nombre del profeta. Todo parece...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine